¿Una falta de magnesio puede producir piel amarillenta?

Cuando la piel desarrolla un tinte amarillento, podrías preguntarte si existen deficiencias nutricionales a quien culpar. La coloración amarillenta de la piel también es llamada ictericia y es un síntoma de un problema subyacente, no un problema de salud en sí mismo. Mientras que los niveles de magnesio en la sangre podrían tener una relación indirecta con la ictericia, las causas de esta en general son más complejas que una simple deficiencia este mineral u otro nutriente.

Ictericia

La ictericia se desarrolla como resultado de tener demasiada bilirrubina en la sangre. Este aumento de la bilirrubina puede ser causado por enfermedades de la sangre, hepáticas, infecciones, obstrucciones de los conductos biliares o trastornos genéticos. Algunos medicamentos también podrían causar ictericia y los recién nacidos a menudo la desarrollan como parte de procesos fisiológicos normales luego del nacimiento. Algunas personas además de la coloración amarillenta de la piel, presentan esta tonalidad en la parte blanca de los ojos.

Deficiencia de magnesio

La ictericia generalmente no es un síntoma de deficiencia de magnesio en los adultos sanos. Las deficiencias de magnesio producen debilidad, náuseas, vómitos, fatiga, pérdida del apetito, calambres musculares, adormecimiento, hormigueos, arritmias cardíacas y convulsiones. Como estos síntomas son tan generales, es difícil determinar si provienen de la falta de magnesio u otras causas. El médico puede realizar un análisis de sangre para determinar si tienes muy poco magnesio en la sangre. Tomar suplementos de este mineral cuando tus niveles son normales puede producirte otros problemas de salud, por lo tanto sólo deberías tomarlos cuando te lo aconseje el médico.

Ictericia neonatal y magnesio

En algunos casos, los niveles bajos de magnesio pueden ocurrir conjuntamente con la ictericia en los recién nacidos, aunque otros estudios han mostrado el efecto opuesto. Según un estudio publicado en 2004 en “Pediatric Research", los bebés con niveles más altos de magnesio en la sangre tenían mayores niveles de bilirrubina, una causa de ictericia en los recién nacidos. Sin embargo, esto contradice los estudios anteriores que hallaron que los bajos niveles de magnesio producían ictericia en los recién nacidos. La diferencia puede deberse a que las mediciones fueron realizadas en momentos distintos, ya que las células del bebé puede liberar magnesio naturalmente a la sangre para tratar de combatir los niveles altos de bilirrubina.

Enfermedad de la vesícula biliar

Una circunstancia en la que el nivel de magnesio podría afectar indirectamente el desarrollo de ictericia es el caso de la enfermedad de la vesícula biliar. La piel amarillenta es un síntoma potencial de esta enfermedad y la falta de magnesio y otros nutrientes podrían llevar al desarrollo de este trastorno. En algunas personas, la suplementación con magnesio puede reducir la incidencia de cálculos biliares y ayudar en esta enfermedad, por lo que resuelve la ictericia que es un síntoma de ella.

Suplementos de magnesio e ictericia

Para complicar aún más las cosas, los altos niveles de magnesio que contienen los analgésicos como el salicilato de magnesio pueden causar ictericia como efecto secundario. Por lo tanto, la automedicación con esta forma de magnesio podría aumentar la posibilidad de presentar piel amarillenta. Como todos estos efectos contradictorios con respecto al magnesio y la ictericia, deberías consultar a tu médico si tienes alguna inquietud con respecto a la potencial falta de magnesio o cualquier indicio de ictericia.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por paula santa cruz