Falta de comunicación en la familia

Una familia que carece de una comunicación saludable es como un barco sin timón. Estará a la deriva incluso en aguas tranquilas, y peligrosamente estará fuera de control en una tormenta. Para evitar una tragedia de "hombre al agua", es vital entender las barreras para la comunicación familiar de calidad. Para la comunicación sana en la familia, asegúrate de que todos los miembros se escuchan, comprenden y valoran.

Identificar los problemas de comunicación

Los problemas de comunicación de la familia se pueden manifestar de varias maneras. Los indicadores pueden ser tan leves como un cónyuge que comprendió mal una solicitud para un viaje a casa desde el trabajo, hasta cuestiones que te cambian la vida como un padre al no estar al tanto que tu hijo está participando en un comportamiento peligroso o ilegal. En algunos casos, los miembros de la familia pueden elegir activamente desengancharse. En otros, la eficacia de lo que antes era un sistema sólido como una roca en la comunicación familiar, está erosionándose tan lentamente que el deterioro puede pasar inadvertido por algún tiempo.

Comprender el impacto a largo plazo

Una investigación publicada en el "Journal of Family Issues" en julio de 2003 demuestra que muchas parejas citan los problemas de comunicación como los principales motivos para el divorcio. Además del impacto que el divorcio impulsado por los problemas de comunicación que tiene sobre los padres, el efecto en los niños puede ser devastador. Los problemas de comunicación de la familia son a menudo citados por los psicólogos que tratan a niños y adolescentes por problemas emocionales y de comportamiento. Los problemas de comunicación de la familia también pueden extenderse a la comunidad en general y más allá, cuando estos mismos estilos ineficaces de comunicación son implementados en el lugar de trabajo, en la escuela y en otros entornos sociales.

Implementar estrategias para mejorar la comunicación

Modelar excelentes técnicas de comunicación es una función vital para los padres. Cuando los niños ven que sus padres discuten de una manera sana, hablan de sus días, y buscan activamente apoyarse el uno al otro de manera verbal y no verbal, aprenden cómo comportarse en sus propias relaciones. Investigadores de la Cornell University , recomiendan que las familias coman juntas por lo menos tres veces a la semana para promover la comunicación saludable. Los niños cuyas familias participan en este importante ritual de comunicación mejorada son más propensas a disfrutar de los beneficios adicionales de un mejor éxito académico y un mayor bienestar psicológico.

Considera la ayuda psicológica

En algunos casos, los procesos de comunicación de la familia son tan disfuncionales que uno o más miembros abiertamente muestran angustia. La orientación familiar es uno de los medios más eficaces de abordar directamente esta cuestión. Elige un consejero familiar que tenga licencia profesional por la entidad gubernamental correspondiente (por ejemplo, un estado o provincia). La herramienta "Therapist Locator" de la American Association of Marriage and Family Therapists es un buen recurso para encontrar un asesor altamente calificado equipado para ayudar a resolver los problemas de comunicación de la familia, complejos o aparentemente insolubles.

Más galerías de fotos



Escrito por michele blood | Traducido por verónica sánchez fang