Falla cardiaca causada por anemia

La anemia es una condición en la que no tienes suficientes glóbulos rojos en tu circulación. Cualquier desorden que desequilibre la producción de glóbulos rojos, acelere la pérdida de glóbulos rojos o cause que éstos funcionen de forma poco adecuada puede generar anemia. Debido a que los glóbulos rojos son los responsables de llevar oxígeno hacia tus órganos vitales, la anemia disminuye el oxígeno e interfiere con la función normal de los órganos. La anemia crónica severa puede causar falla cardiaca.

El oxígeno y el corazón

Tu corazón es la bomba muscular cuyas contracciones rítmicas y continuas requieren de una gran cantidad de energía. El músculo cardiaco no puede almacenar el combustible que necesita por lo que debe recibir un constante suministro de nutrientes y oxígeno desde tu torrente sanguíneo. Aunque el músculo cardiaco puede reducir sus necesidades de oxígeno hasta un cierto punto, las condiciones que limitan de forma severa el suministro de oxígeno pueden dañar tu corazón. La reducción de oxígeno durante un periodo prolongado de tiempo, una consecuencia de la anemia mal tratada, puede resultar en falla cardiaca.

Falla cardiaca muy elevada

La falla cardiaca se da cuando tu corazón no puede bombear suficiente sangre para mantener el resto de tus órganos. La anemia prolongada severa lleva a una condición conocida como falla cardiaca muy elevada. Al intentar compensar la reducción en la circulación de oxígeno eleva el ritmo cardiaco, los vasos sanguíneos se ensanchan y la cantidad de sangre bombeada atraviesa el corazón y tu frecuencia cardiaca se eleva. Estos cambios ayudan a que los glóbulos rojos se muevan de forma más rápida a través de tu cuerpo. Sin embargo, también tienden a hacer que tu presión sanguínea disminuya lo que estimula que tus riñones retengan más sal y más agua. Con el tiempo, esto resulta en exceso de agua en tu torrente sanguíneo, una situación que los médicos conocen como sobrecarga de líquido.

Ciclo vicioso

Aunque la anemia severa puede causar falla cardiaca, ésta también puede empeorar tu anemia convirtiéndose en un ciclo vicioso que puede ser fatal si no se interrumpe. Los cardiólogos del Yale Heart Failure and Transplant Center en New Heaven, Connecticut citan que algunos factores pueden contribuir a este fenómeno. La retención de líquido generada por la falla cardiaca diluye más los glóbulos rojos durante la circulación. Además, lleva a la liberación de químicos inflamatorios que interfieren con la producción de glóbulos rojos en tu médula ósea y desequilibran la síntesis de eritropoyetina, una hormona que estimula a la médula ósea para que produzca más glóbulos rojos.

Síntomas de sobreposición

Aunque tu corazón funcione de forma normal la anemia puede causar falta de respiración, fatiga, dificultad para respirar, extremidades frías y pensamientos nublados. Los mismos síntomas se pueden ver en pacientes con falla cardiaca independientemente de la causa subyacente. Si sufres de anemia y experimentas estos síntomas es posible que estés desarrollando falla cardiaca. El tratamiento oportuno de la anemia es la clave para evitar la falla cardiaca. La falla cardiaca muy elevada causada por la anemia se puede revertir si ésta se trata antes de que se dé un daño cardiaco permanente.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por karen angelica malagon espinosa