¿Qué va bien con una falda azul marino suelta?

En el mundo de piezas clásicas, una falda azul marino que fluye es una prenda versátil en el guardarropa de muchas mujeres. Sin embargo, mientras que esta prenda puede parecer como uno de los elementos más fáciles de usar y dar estilo, encontrar maneras de mantener tus conjuntos diarios interesantes puede resultar en algunos estilos mediocre. Considera una variedad de opciones sobresalientes para combinar con la falda azul marino de modo que la prenda suelta pueda alcanzar su potencial.

Prendas tonales

Uno de los beneficios de una falda azul marina que fluye es que el tono saturado puede prestarse para una apariencia elegante y pulida. En lugar de encontrar prendas contrastantes para compensar tu falda oscura, busca otras prendas azul marino unos tonos más claros que la falda. Por ejemplo, imagínate usar una minifalda con un azul medio, una prenda estilo camiseta de seda metida dentro de la falda de manera suelta. O tal vez usas una falda que cae justo por encima de las rodillas para el trabajo o una cena; añade una marina blusa y podrás lograr un look que se vea bien armado. Para las chicas con cuerpos estilo manzana, dejen las prendas superiores bien sueltas y busquen faldas de tiro bajo para crear una apariencia equilibrada. Desliza tus pies en zapatos de tacón azul marino profundo para el toque final.

Vestimenta retro

Si tu sentido del estilo tiende a incluir la inspiración retro glamour, utiliza tu falda armada como telón de fondo a un look nostálgico. Considera una falda de algodón suelta que llegue justo por encima de las rodillas para un conjunto inspirado en los años 60. Añade un suéter de cuello redondo, blanco y suave de mangas de casquillo a tu atuendo, ya sea metiéndolo en la falda o dejándolo que caiga en tu cintura natural; las mujeres con hombros anchos prefieren una manga corta en lugar de una manga de casquillo. Añade zapatos de tacón no muy alto en color negro o cáscara de huevo. O bien, empieza con una falda azul marino midi para una sensación inspirada en los 70. Mete una blusa color crema, sedosa, ultra femenina con un detalle de lazo en el escote. Añade sandalias de tacón cónico de cuero marrón para completar el look.

Textura y estampados

Si bien no es tan versátil como el negro, una falda azul marino normalmente actúa como un neutro al armar vestimentas. Esta es una oportunidad perfecta para agregar textura o estampados a tu atuendo sin crear competencia entre las prendas de vestir. Comienza con una falda plisada y suelta que caiga a media rodilla. Ponte una camiseta blanca o crema ajustada y en capas, y remata tu look con una chaqueta de tweed o boucle en azul marino y otros tonos de azul y crema; viste la chaqueta abotonada. Ponte en los pies en botines negros para mantener tu look moderno. O añade un estampado para mantener tu apariencia fresca. Cambia la camiseta y chaqueta por una blusa gris claro con un patrón de flores por todas partes, tal como flores de magnolia y ponte en los pies los mismos botines negros.

Contraste de color

Los neutrales también juegan muy bien con otros colores. Considera llevar colores atrevidos o inusuales en la mezcla al estilo alrededor de una falda suelta azul marino. Imagina que llevas un minifalda con volantes en una tela tipo gasa. Añade un par de medias verde musgo a tu atuendo para una apariencia nerviosa sin tener que ir por la borda. Añade un cárdigan ajustado y abotonado, azul marino en la parte superior y ponte en los pies zapatos de tacón de gamuza negra o zapatillas de ballet. O bien, prefiere un alto contraste con una blusa brillante. Visualízate en la misma falda pero esta vez añade una blusa fucsia de cuello redondo y mangas largas; mete la blusa en la falda y suéltala ligeramente. Ponte un par de botines, zapatos de tacón o zapatos planos color piel y ya está.

Más galerías de fotos



Escrito por tarah damask | Traducido por paulina illanes amenábar