Factores nutricionales que afectan a la salud reproductiva Health

Aproximadamente el 10 por ciento de las parejas en Estados Unidos sufren de infertilidad, según la información del University of Maryland Medical Center. Las causas de la infertilidad se dividen, de manera bastante uniforme, entre problemas femeninos y masculinos; en el 20 por ciento de las parejas, ambas partes sufren estos problemas, según informa Tommaso Falcone ginecólogo y director general la clínica de Cleveland. Si bien en algunos casos la infertilidad se produce debido a problemas estructurales, como obstrucción en las trompas de Falopio, que no se solucionan con la nutrición, algunos factores nutricionales cumplen un rol fundamental en algunos tipos de infertilidad.

Sobrepeso

El sobrepeso es un factor de riesgo conocido que puede producir infertilidad tanto en hombres como en mujeres. Las mujeres que tienen entre un 5 y 10 por ciento de sobrepeso pueden experimentar problemas con la ovulación y períodos irregulares. A menudo, las mujeres que sufren el síndrome de ovario poliquístico (PCOS por sus siglas en inglés) tienen sobrepeso, aunque no siempre es el caso. Además pueden experimentar respuestas anormales de insulina y un desequilibrio de estrógeno, la hormona femenina dominante, y de hormonas masculinas, llamadas andrógenos. Aproximadamente el 33 por ciento de mujeres con PCOS tienen problemas de fertilidad, de acuerdo con el Dr. Falcone. Los hombres con sobrepeso pueden sufrir disfunción eréctil, además de niveles bajos de testosterona, situación que afecta la producción de esperma.

Bajo peso

Las mujeres con bajo peso a menudo dejan de ovular, porque el cuerpo necesita cierto porcentaje de grasa para producir las hormonas femeninas necesarias para la reproducción. Las mujeres que se encuentran entre el 10 y el 15 por ciento por debajo de su peso normal pueden dejar de ovular y de experimentar períodos regulares. Quienes realizan ejercicios físicos estimulantes también pueden interrumpir la ovulación.

Niveles elevados de azúcar en sangre

Los hombres diabéticos cuyos niveles de azúcar en sangre son tan elevados que requieren tratamiento con insulina tienen un esperma normal, pero un ADN anormal, según informaron investigadores de la Universidad de Queens, en Irlanda, en la Sociedad de la Conferencia de Embriología y Reproducción Humana de Europa, en 2008. La diabetes masculina también puede causar daño a los nervios y como resultado se genera impotencia sexual y la eyaculación retrógrada, en la cual los espermatozoides ingresan a la vejiga en lugar de ser eyaculados a través del pene.

Deficiencia de vitamina D

Las deficiencias de vitaminas pueden contribuir con la infertilidad en algunos casos. La vitamina D y los suplementos de calcio pueden ayudar a las mujeres con PCOS a tener períodos normales. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Columbia, que apareció en junio de 1999 en la publicación “Steroids”, administró vitamina D y suplementos de calcio a trece mujeres. En el plazo de dos meses, siete mujeres experimentaron un factor de normalidad en los ciclos menstruales y dos quedaron embarazadas. En otro estudio realizado en el Hospital Universitario AHEPA y publicado en la edición de septiembre de 2009 de "Fertility and Sterility", los investigadores administraron suplementos de vitamina D3 a 15 mujeres obesas con PCOS. Durante tres meses, los niveles de colesterol mejoraron y la resistencia a la insulina disminuyó. La investigación concluyó que el tratamiento con vitamina D puede ayudar a controlar el síndrome de ovario poliquístico, que puede ser la causa de infertilidad en el 20 por ciento de los casos, de acuerdo con el Dr. Falcone.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por vanesa sedeño