¿Qué factores influencian la presión sanguínea?

La presión sanguínea se refiere a la fuerza contra las paredes de las arterias cuando tu corazón hace circular sangre por tu cuerpo. Una presión sanguínea normal es menor que 120 sobre 80 y una presión sanguínea alta es de 140 sobre 90 o más. El primer número representa a la presión contra tus paredes arteriales cuando tu corazón late. El segundo número representa la fuerza entre latidos. El volumen de sangre, resistencia a fluir y el espesor de tu sangre influencian tu presión sanguínea. No obstante, en ausencia de una enfermedad cardíaca, la presión sanguínea raramente permanece alterada a largo plazo, de acuerdo con el National Space Biomedical Research Institute. Si tienes presión sanguínea alta, trabaja con tu médico para hacer los cambios necesarios en tu dieta y tu estilo de vida.

Factores que puedes controlar

Una dieta pobre, particularmente una con un exceso de sal, podría contribuir a una presión sanguínea elevada. La falta de actividad física, consumir demasiado alcohol, fumar y el estrés crónico a largo plazo pueden influenciar negativamente tu presión sanguínea. Si tienes sobrepeso, perder 10 a 20 libras puede ayudarte a bajar tu presión sanguínea, de acuerdo con la American Heart Association.

Factores que no puedes controlar

A medida que envejeces, tus arterias se tornan rígidas y pierden flexibilidad, requiriendo que tu corazón bombee más para hacer circular la sangre. La genética juega también un rol. Si tus padres o parientes cercanos tienen presión sanguínea alta, es más posible que la desarrolles también.

Más galerías de fotos



Escrito por janet renee, ms, rd | Traducido por paula ximena cassiraga