Los factores familiares que influyen en el comportamiento de los estudiantes en la escuela

Cuando un niño se porta mal o no cumple con las expectativas en la escuela, se debe considerar el hogar del niño y la vida familiar. Varios factores familiares pueden afectar el comportamiento de un niño y la capacidad para desempeñarse en el salón de clases. Estos incluyen la estabilidad económica, los cambios en las relaciones familiares, actitudes de los padres hacia la educación y los casos de abuso infantil.

Estabilidad económica


La pobreza puede afectar la preparación escolar de varias maneras. Los niños de hogares de bajos ingresos a menudo experimentan una falta de consistencia parental, un cambio frecuente en el cuidador a tiempo parcial, la falta de supervisión, la mala alimentación y la mala actuación de modelado.

La pobreza puede afectar la preparación escolar de varias maneras. Los niños de hogares de bajos ingresos a menudo experimentan una falta de consistencia parental, un cambio frecuente en el cuidador a tiempo parcial, la falta de supervisión, la mala alimentación y la mala actuación de un modelo. De acuerdo con un artículo del 2007 titulado "The Impact of Poverty on Educational Outcomes for Children" (El impacto de la pobreza en los resultados educativos para los niños) en la revista "Pediatric Child Health". Los estudios muestran que los niños de familias pobres tienden a puntuar más bajo en la comunicación y el vocabulario, el conocimiento de los números, la capacidad para copiar y reconocer los símbolos, la concentración y el trabajo en equipo y el juego cooperativo. Las investigaciones realizadas por la Society for Research in Child Development también encontró que los niños de familias de bajos ingresos recibieron menos crianza paternal positiva y tenían niveles más altos de cortisol, que se ha asociado con menores niveles de desarrollo cognitivo.

Los cambios en las relaciones familiares


El divorcio ha sido vinculado a problemas de comportamiento, la ansiedad y la depresión en los niños.

El divorcio ha sido vinculado a problemas de comportamiento, la ansiedad y la depresión en los niños. Esto es a menudo porque los hogares monoparentales tienen padres que luchan con sus propios sentimientos de depresión y ansiedad, cumpliendo las responsabilidades del hogar anteriormente en manos de dos personas y enfrentando más exigencias financieras. Los padres solteros a menudo tienen que asumir más horas en el trabajo para cumplir con las responsabilidades financieras, que pueden llevar a los niños sentirse abandonados y comportarse mal, y hacer que experimenten los efectos de la inestabilidad económica de los mencionados anteriormente. Sin embargo, de acuerdo con Priscila Comino, un investigador de la University of the Basque Country (Universidad del País Vasco), que no es el propio divorcio que afecta el comportamiento de los niños tanto como lo es la manera en que los padres manejan el divorcio. En los casos en que ambos padres deciden mutuamente en el divorcio y deciden cocriar, ambos haciendo tanto la toma de decisiones como proveyendo para el niño, los efectos negativos del divorcio se reducen.

Actitudes de los padres hacia la educación


Los niños aprenden primero mediante la imitación de la conducta que ven como modelo para ellos.

Los niños aprenden primero mediante la imitación de la conducta que ven como modelo para ellos. Según un artículo de 2009 publicado en el sitio web del National Center for Biotechnology Information, los estudios muestran una correlación positiva entre el nivel de los padres de la educación y la actitud de sus hijos hacia el éxito académico. Los niños que tienen padres que fomentan el éxito académico son más propensos a desarrollar sus propias aspiraciones para la educación superior. De este modo, la educación de los padres es un buen vaticinador del éxito académico de un niño.

Abuso Infantil


El abuso infantil puede ocurrir a través del abuso físico, abuso emocional, negligencia, abuso sexual o abuso de sustancias en el hogar.

El abuso infantil puede ocurrir a través del abuso físico, abuso emocional, negligencia, abuso sexual o abuso de sustancias en el hogar. Según KidsHealth.org, las víctimas de abuso infantil son conocidas por estar en alto riesgo de involucrarse en conductas de riesgo y actuar mal en la escuela. Puede ser que tengan problemas de socialización con otros niños y adultos y completando o concentrarse en las tareas.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh bennett | Traducido por adrian tobon