Factores ambientales que influyen en el desarrollo social de los niños

Los padres frecuentemente creen que las habilidades sociales de sus niños son una parte fundamental de quiénes son. Algunos niños son tímidos mientras que otros son extrovertidos, y junto con estos rasgos viene un conjunto particular de habilidades sociales. Sin embargo, la investigación publicada en el libro de texto "Child Psychology" indica que la mayor parte de la personalidad de un niño es determinada por factores ambientales. Estas entradas ambientales son frecuentemente sutiles u ocurren en etapas tan tempranas de la vida que los padres no se dan cuenta de su influencia. El desarrollo social juega un papel central en las personalidades adultas de los niños y existen muchas formas en que los padres pueden crear un ambiente que estimule el desarrollo de habilidades sociales fuertes.

Estrés

El estrés puede afectar profundamente el desarrollo social de un niño. La neuróloga Lise Eliot dice en su libro "What's Going On In There?" que los niños expuestos a tensión maternal en el ambiente uterino tienden a ser más miedosos y reactivos y pueden crecer para convertirse en niños tímidos. El conflicto parental, los vecindarios estresantes y empobrecidos y las enfermedades crónicas también predisponen a los niños a la timidez y dificultan su desarrollo social. Sin embargo, "Child Psychology" argumenta que algo de estrés puede tener un impacto positivo. Los niños que atestiguan a sus padres resolver conflictos de forma efectiva, por ejemplo, frecuentemente tienen una mejor capacidad para resolver conflictos ellos mismos. Los niños que periódicamente se enfrentan a un estrés moderado mientras reciben apoyo de sus padres tienden a ser más resistentes que los niños que crecen en ambientes completamente libres de estrés.

Habilidades sociales parentales

Las habilidades sociales de los padres modelan a sus bebés incluso antes de comenzar a hablar. Los padres tímidos tienden a criar hijos tímidos porque los niños atestiguan pocas interacciones sociales y pueden ver a otras personas como fuente de tensión, de acuerdo con el psicólogo de desarrollo Richard Weissbourd. Los padres que están interesados en criar hijos con fuertes habilidades sociales y personalidades extrovertidas deben exponer sus hijos a una variedad de personas incluso durante la infancia. Esto ayuda a los niños a acostumbrarse a nuevas caras y disminuye su probabilidad de tener problemas con la timidez y ansiedad social.

Habilidades verbales

Las habilidades verbales afectan fuertemente el desarrollo social de un niño. De acuerdo con "Child Psychology", los niños cuyos padres hablan con ellos frecuentemente regularmente esta mejor equipados para involucrarse con otros niños. Los bebés escuchan las conversaciones de sus padres incluso antes de poder entender el lenguaje y aprenden lo básico de la conversación antes de comenzar a hablar. Habla con tu hijo frecuentemente para estimular habilidades verbales fuertes, lo que estimulará las buenas habilidades sociales.

Ambientes estimulantes

El desarrollo social está fuertemente correlacionado con la exposición a un ambiente estimulante. La American Academy of Pediatrics advierte que la exposición a la televisión antes de los dos años puede detener el crecimiento del desarrollo, y particularmente el desarrollo social e intelectual. El acceso a una variedad de juguetes, incluyendo bloques, muñecas y juegos alienta a los niños a desarrollar una variedad de habilidades que pueden mejorar su interacción social. Mantén el ambiente de tu hijo interesante, variado y libre de televisión y tendrá mayor probabilidad de desarrollar habilidades sociales fuertes.

Más galerías de fotos



Escrito por brenna davis | Traducido por laura de alba