Factores que afectan la planificación familiar

La planificación familiar es más que sólo el control natal. La planificación familiar comprende todas las decisiones que una mujer toma en cuanto a su salud reproductiva, desde la prevención de embarazos y su planificación, hasta el tiempo entre hijos e incluso la protección en contra de enfermedades de transmisión sexual. Existe una amplia variedad de opciones de planificación familiar disponibles, permitiendo que cada mujer y su pareja elijan el método que mejor se ajuste a sus necesidades y deseos. Si estás tomando cualquier medicamento de prescripción o sin receta o estás recibiendo atención por alguna condición médica, involucra a tu proveedor de cuidados de la salud al tomar tus elecciones de planificación familiar.

Efectividad

Entre más importante para ti es evitar el embarazo, más importante es elegir un método que sea altamente efectivo. Algunos métodos, como los anticonceptivos orales, son muy efectivos para evitar el embarazo cuando se usan correctamente. Otros métodos, como la esponja anticonceptiva, no son tan efectivos. Puedes mejorar la efectividad de cualquier método al utilizarlo de manera correcta, al usarlo cada vez que tienes actividad sexual y acompañándolo con un método complementario, como el uso de condones con espermicidas.

Salud

Tu salud puede hacer la diferencia en los métodos de planificación familiar que elijas.si fumas, por ejemplo, las píldoras de control natal pueden incrementar tu riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos, de acuerdo con el Center for Health Training. Si estás tomando medicamentos de prescripción, habla con tu médico sobre si estos medicamentos pueden o no hacer una diferencia en la efectividad de diferentes tipos de control natal. Ciertos antibióticos, por ejemplo, pueden disminuir la efectividad de los anticonceptivos orales.

Edad

Si eres una mujer muy joven, la planificación familiar es crucial para evitar tanto el embarazo como las enfermedades de transmisión sexual. Un embarazo podría ser físicamente difícil, forzando tu cuerpo dividir sus recursos entre tu crecimiento y desarrollo físicos y el del bebé. Las enfermedades de transmisión sexual pueden tener un impacto sobre tu salud y fertilidad en el futuro. Si eres una mujer de 35 años o mayor, tienes mayor riesgo de tener complicaciones durante el embarazo, incluyendo la muerte fetal, de acuerdo con un estudio de 2008 publicado en el Canadian Medical Association Journal. La planificación familiar puede ayudarte a elegir la edad correcta en la que debes tener hijos para disminuir cualquier riesgo en tu salud y la de tu bebé.

Reversibilidad

Ya sea que quieras o no embarazarte en el futuro y qué tan pronto quieras hacerlo, puede hacer la diferencia en el tipo de planificación familiar que eliges. Los métodos de barrera como los condones o los diafragmas no afectan tu fertilidad y puedes embarazarte tan pronto como comience tu siguiente ciclo de ovulación una vez que descontinúas el uso. Si utilizas ciertos métodos de control natal hormonales, como las inyecciones, puedes necesitar varios meses para que tu fertilidad regrese una vez que descontinúas el uso. La esterilización se considera un método de control natal permanente y regularmente ya no puede ser revertido.

Prevención de enfermedades

Algunos métodos de planificación familiar, como los anticonceptivos orales, no proporcionan protección en contra de enfermedades de transmisión sexual. La mejor forma de prevenir estas enfermedades es utilizar un condón de látex. Medline Plus, un servicio de los National Institutes of Health, recomienda añadir un espermicida para incrementar tu protección.

Disponibilidad

Algunos métodos de control natal, como los anticonceptivos orales o un diafragma, requieren una receta de un proveedor de cuidados de la salud. Otros, como los condones y los espermicidas, se pueden comprar en el mostrador sin una receta. Algunos métodos, como los condones, son relativamente baratos, pero se deben comprar con regularidad. Otros métodos, como los DIU, son más caros, pero proporcionan protección por un periodo de tiempo más largo. Considera tanto el costo como la disponibilidad al tomar tus decisiones de planificación familiar.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie crumley hill | Traducido por laura de alba