Factores que afectan la participación de las adolescentes en los deportes

La participación en los deportes puede disminuir conforme los niños comienzan a crecer y ser adolescentes, disminuyendo sus oportunidades para un bienestar físico y socialización. La Women’s Sports Foundation reporta que si una niña no participa en deportes en el momento en que tiene 10 años, hay menos de un 10% de probabilidad de que participe en algunos cuando tiene 25. Superar las barreras para la participación en los deportes puede incrementar el número de niñas adolescentes activas en deportes individuales y de equipo.

Seguridad y oportunidad

Los lugares seguros para practicar deportes algunas veces son virtualmente inexistentes en algunas comunidades. Los campos deportivos pueden estar ausentes o en malas condiciones, o los campos o canchas podrían estar localizados en áreas con índices criminales altos. Las niñas adolescentes que viven en áreas que no tienen un acceso seguro a los lugares deportivos quizás no sean capaces de viajar a otros lugares debido a una falta de fondos o de transporte público. Las niñas que dependen del transporte en autobús para el escuela y no tienen un transporte después de horas escolares disponibles podrían ser incapaces de quedarse en la escuela para las prácticas y juegos, incluso aunque tengan interés en participar. Conforme lleguen a sus años de adolescencia y los deportes son más competitivos, algunas no poseen las habilidades necesarias para unirse a los equipos deportivos en la preparatoria, lo que les deja sin ninguna opción para la actividad física.

Opiniones de otros

Las niñas se ven influidas por las opiniones de sus amigos, padres y maestros. Si los padres de una adolescente no valora la actividad física, la actitud puede ser involuntariamente pasada a la chica. La asociación con un grupo de niñas que no ven los deportes de forma positiva también puede desalentar a una niña de participar en los deportes, particularmente si sus amigas piensan que la participación en ellos no es femenina. La televisión, las películas y los libros pueden influir en el deseo de una niña de realizar deportes. La Women’s Sports Foundation dice que las niñas tienen al menos 2/3 menos de modelos de personajes literarios del mismo sexo para su participación en los deportes que los jovencitos.

Tiempo y energía

Las chicas adolescentes pueden sentir que no tienen el tiempo o energía para participar en los deportes, incluso aunque hayan estado involucradas en deportes de equipo o individuales en el pasado. Las demandas del trabajo académico, los trabajos de medio tiempo y la vida social pueden tomar prioridad sobre los deportes. Un estudio publicado en la edición de marzo de 2006 de “Medicine and Science in Sports and Exercise” descubrió que las chicas adolescentes frecuentemente reportaron la falta de tiempo y la fatiga como las razones principales que evitaban su participación en los deportes.

Superar las barreras

Estimular una actitud positiva hacia los deportes en cualquier edad puede ser útil, aunque es particularmente benéfico las niñas pequeñas. Exponer a las niñas a un amplio rango de deportes individuales y de equipo, como una actividad organizada o una actividad familiar, pueden hacer surgir un interés en los deportes. Llevar a las niñas pequeñas a observar a los equipos femeninos de preparatoria o universidad puede ser útil también. Las iniciativas comunitarias para reparar los campos deportivos y mejorar la seguridad pueden jugar un papel clave para que el deporte sea atractivo para las chicas. Promover deportes actividades individuales si una niña está interesada en los deportes de equipo puede ayudar a asegurar que mantiene su salud y es activa a lo largo de su vida. Correr, patinar, caminar y otras actividades físicas promueven un bienestar físico en un ambiente más casual.

Más galerías de fotos



Escrito por jill leviticus | Traducido por laura de alba