¿Qué factores afectan el uso de grasa durante el ejercicio?

Dependiendo de numerosos factores, tu cuerpo utiliza distintos porcentajes de grasa, carbohidratos o proteína para obtener energía durante el ejercicio. Quemar más grasa que otros combustibles puede parecer benéfico para las personas que esperan perder peso. Sin embargo, este razonamiento puede obstaculizar tus esfuerzos para estar en forma.

Intensidad del ejercicio

La intensidad del ejercicio afecta la producción de energía más que cualquier otra variable. Por ejemplo, las actividades físicas desarrolladas al 50% o menos de tu esfuerzo máximo usan mayores cantidades de grasa que carbohidratos como combustible. El concepto cruzado, o cambiar de uso de grasa a uso de carbohidratos, ocurre cuando la intensidad del ejercicio aumenta. Por ejemplo, los carbohidratos pueden dar hasta el 80% de tu energía cuando te ejercitas al 70-80% de tu habilidad máxima.

Duración del ejercicio

El ejercicio de larga duración, durante más de una hora, pueden acabar con las reservas de carbohidratos en tu cuerpo. Como resultado, la grasa se vuelve tu principal fuente de energía sin importar la intensidad del ejercicio. Como podrás imaginarte, tu cuerpo no puede usar carbohidratos si no los hay. El agotamiento de carbohidratos y la subsecuente dependencia en la grasa para obtener energía minimiza tu desempeño en el ejercicio durante actividades de larga duración. Los atletas de rendimiento, como los corredores de maratón, ingieren carbohidratos durante la carrera con la esperanza de mantener disponibilidad y máximo rendimiento.

Experiencia de entrenamiento

El entrenamiento mejora tu habilidad de quemar grasa durante el ejercicio. Por ejemplo, después de dos meses de ejercicio de resistencia semanal, tu cuerpo quema mayores niveles de grasa por minuto que antes de entrenar. De hecho los atletas de élite usan mayores niveles de grasa durante el ejercicio y el descanso. El ahorro de carbohidratos, o el aumento de la dependencia en la grasa como energía, ayuda al desempeño en el deporte y mejora la resistencia durante las actividades de larga duración.

Consideraciones para la pérdida de peso

La pérdida de peso requiere un déficit calórico, o quemar más calorías que las que consumes, sin importar de dónde venga la energía. por lo tanto, el gasto de calorías totales se vuelve más importante para la pérdida de peso que la fuente de calorías gastadas. Los ejercicios de baja intensidad queman menos calorías por minuto que los ejercicios de alta intensidad y consecuentemente puede ser menos benéfico para la pérdida de peso. Por ejemplo, una persona de 180 lb quema 68 calorías mientras camina a 4 mph por 10 minutos y 136 calorías cuando corre a 6 mph por 10 minutos. Aunque la tasa de uso de grasa para los carbohidratos es más alta durante la caminata, la persona quema casi el doble de calorías cuando corre en el mismo lapso de tiempo. Como siempre, consulta a tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por mandy ross | Traducido por lou merino