Factores que afectan la autoestima en los adolescentes

La baja autoestima puede ser mortal para un adolescente. Los adolescentes con baja autoestima están en riesgo de ser intimidados, intimidar a otros, consumir drogas y alcohol, y tener pensamientos suicidas. La construcción de la autoestima de un adolescente es un proceso lento y difícil, pero si eres capaz de identificar los factores que afectan a las ideas de tu hijo adolescente acerca de sí mismo, sabrás por dónde empezar.

Imagen corporal

El inicio de la pubertad puede dar un golpe a la autoestima de un adolescente. Cuando su cuerpo comienza a cambiar, ella puede comenzar a sentirse acomplejada por los cambios y la forma en que se está desarrollando en comparación con sus amigas. Un niño puede sentirse avergonzado de ser más pequeño que sus amigos, mientras que una niña puede sentirse avergonzada si sus pechos crecen grandes y ella comienza a atraer atención no deseada de los hombres mayores. A medida que comienza a sentirse atraído por sus pares, un adolescente se comenzará a preocupar más por su apariencia que cuando era niño. La comparación de su cuerpo a las imágenes que ve en los medios de comunicación también puede afectar la manera en que se ve a sí misma, y ​​si ella es incapaz de pagar la ropa más popular o es más grande o más pequeña que los músicos y actores populares, puede sentirse inferior respecto tanto de sus compañeros como de las celebridades.

Experiencias sociales

La vida de un adolescente en el hogar y la escuela afectan su autoestima. Si se ha criado en hogar amoroso y cuidadoso, y tiene un grupo muy unido de amigos que lo apoyan en la escuela, su autoestima puede ser más alto que el de un adolescente que está siendo criado por padres críticos y tiene pocos amigos. Ser molestado o rechazado por sus compañeros de clase o criticado por los profesores también puede dañar la autoestima de un adolescente. Si tiene una discapacidad física o mental o pertenece a una raza o una religión diferente a la mayoría de sus compañeros, puede sentir vergüenza y la vergüenza que puede traducirse en una baja autoestima.

Rendimiento

Algunos adolescentes no se sienten molestos por no reprobar álgebra, mientras que otros se sentirán completamente deshechos por obtener una B en un examen. Más allá del rendimiento escolar, las actividades en las que un adolescente participa también afectarán a su propia imagen, a veces para bien y a veces para mal. No ser elegido para un equipo puede hacer que un adolescente sienta vergüenza, mientras que ser elegido y formar parte de un equipo puede hacer que se sienta importante y valorado. Encontrar un pasatiempo que le guste y en el que sea bueno puede tener un poderoso efecto sobre la autoestima de un adolescente, así que anímalo a seguir sus pasiones. Hacer proyectos de servicio a la comunidad también puede aumentar la autoestima de un adolescente.

Sus propias voces

Sin importar qué tan atractivo, inteligente y exitoso sea, un adolescente puede ser incapaz de ver todas sus virtudes y sólo ver sus defectos. Sus percepciones sobre su lugar en el mundo y las cosas que él mismo narra afectarán cómo se valora a sí mismo. A la inversa, un adolescente que se encuentra en la mitad de la tabla en términos de apariencia y posición social puede sentirse bien acerca de sí mismo, porque tiene un discurso interno positivo. Los adolescentes desarrollan estas voces y percepciones durante la infancia, por lo que no puedes convencer a un adolescente con autoestima baja que es importante y que es divertido estar con él simplemente diciéndoselo una vez. Alabar sus esfuerzos y brindar retroalimentación constructiva en lugar de crítica puede, con el tiempo, ayudar a cambiar algunos de sus auto-impresiones negativas.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn walsh | Traducido por natalia pérez