Cómo extraer los puntos negros faciales

Los puntos negros son el resultado de la combinación de aceite, células cutáneas y bacterias que obturan los poros de la piel formando una mancha pequeña y oscura, según el sitio web del Centro Médico de la Universidad de Maryland. Extraer los puntos negros por tu cuenta no es la mejor forma de tratar el problema, pero si eliges hacerlo, debes tener mucho cuidado. Una manipulación fuerte o realizar procedimientos incorrectos puede irritar la piel y provocar infecciones que pueden dejar cicatrices.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Limpiador facial
  • Crema exfoliante que contenga alfa hidroxiácido
  • Toalla suave
  • Paño de aseo
  • Cacerola (opcional)
  • Espejo
  • Pañuelos de papel
  • Toallitas antibacteriales
  • Mascarilla de arcilla que contenga bentonita o caolín rojo

Instrucciones

  1. Lava tu rostro con el limpiador regular y luego seca la piel. Extraer los puntos negros de la piel limpia reduce el riesgo de que la piel quede irritada o inflamada.

  2. Exfolia las áreas afectadas usando un exfoliante comercial suave que contenga alfa hidroxiácidos. Aplica el exfoliante suavemente sobre los puntos negros, usando las yemas de los dedos. Enjuaga con agua tibia y seca la piel con una toalla suave.

  3. Suaviza tu piel tomando una ducha caliente o sosteniendo un paño de aseo contra la zona. Alternativamente, puedes aplicarte vapor sobre el rostro, poniéndolo de cinco a diez minutos sobre el agua hirviendo.

  4. Realiza la extracción de los puntos negros frente al espejo en una habitación que tenga buena luz. Un espejo común te funcionará, pero es preferible uno que tenga aumento.

  5. Envuelve tus dedos índices con pañuelos de papel. Estira la piel alrededor de los puntos negros y luego tira de la piel hacia adelante y atrás para quitar el punto negro que se encuentra debajo. No intentes extraerlo presionando o pellizcándolo con las uñas. Limpia los desechos con un pañuelo de papel. Intenta al día siguiente si no puedes extraerlo fácilmente. No intentes forzarlo y no continúes presionando y estirando la piel.

  6. Limpia la piel con una toallita antibacterial para calmarla y esterilizarla, lo que reduce la posibilidad de contraer infecciones.

  7. Purifica la piel y afirma los poros con una mascarilla de arcilla. Usa un producto comercial o una hecha en casa que contenga bentonita o caolín rojo, que son benéficos para la piel grasa. Enjuaga la mascarilla de arcilla después de 10 minutos. Termina aplicando un humectante o un producto para el cuidado de la piel que contenga ácido salicílico para reducir el aceite y las bacterias.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu médico si tienes dudas acerca de tu capacidad de extraer exitosamente los puntos negros o si la condición de tu piel empeora.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por alejandra prego