Cómo extraer el jugo de la cáscara de una piña

Atrapada dentro de la gruesa y espinosa cáscara de la piña (pineapple), se encuentra una fruta repleta de un delicioso sabor tropical, vitamina C y bromelina. Aunque la pulpa de esta fruta es un excelente bocadillo o postre, un complemento genial para ensaladas y una sabrosa guarnición para el jamón, la espinosa cáscara también puede utilizarse para preparar una bebida deliciosa. En vez de desechar la cáscara a la basura o a tu pila de abono, hiérvela un poco y aprovecha sus beneficios.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cuchillo dentado
  • Tabla para cortar
  • Olla grande con tapa
  • Colador
  • Cuenco grande
  • Jarra con tapa

Instrucciones

  1. Enjuaga la piña con agua fresca para remover toda la suciedad o residuos en su cáscara. Con la fruta sobre una tabla de cortar, utiliza un cuchillo dentado para remover la corona de la parte superior. Después, empezando desde arriba, sigue la curva natural de la piña y pela la cáscara. Déjala a un lado y corta o guarda la pulpa como lo desees.

  2. Corta las rebanadas de cáscara en pequeños trozos, y echa los trozos en una olla grande. Agrega agua suficiente para cubrir todas las cáscaras. Coloca la cacerola en la estufa a fuego alto y ponla a hervir. Una vez que hierva, reduce el fuego a nivel medio, cubre la olla y deja las cáscaras a fuego lento durante un mínimo de 20 minutos.

  3. Coloca un colador en un cuenco grande y vierte los contenidos de la olla para filtrar el líquido. Transfiere el líquido a una jarra grande y déjalo enfriar a temperatura ambiente. Una vez que se enfríe, cubre la jarra y refrigera hasta por dos días.

Consejos y advertencias

  • Para un jugo más dulce, agrega azúcar al servirlo si lo deseas.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah lundin | Traducido por pau epel