¿Cómo se extraen los aceites esenciales de las plantas?

Los aceites esenciales hechos en casa son una excelente alternativa a los de aromaterapia más caros que se venden en las tiendas. Es sencillo producir aceites esenciales, especialmente si tienes un jardín lleno de flores y hierbas. Puedes extraer el aceite de varias maneras diferentes incluyendo el método más básico de infusión de luz solar hasta la compra de un kit de destilación. Si nunca has preparado aceites esenciales, primero debes intentarlo con el método de infusión. La mayoría de los aceites esenciales se utilizan para añadirle fragancia al popurrí, los cosméticos o los ungüentos. Asimismo, no pueden ingerirse, ya que muchos de ellos son tóxicos cuando se encuentran concentrados.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Flores y hierbas frescas o secas
  • Especias (opcional)
  • Aceite de almendras, oliva o de sésamo
  • Dos pequeños frascos con tapas
  • Un embudo
  • Una gasa fina
  • Una botella de vidrio teñido, con tapón

Instrucciones

  1. Corta las flores y hierbas que deseas utilizar. Para empezar, seis cucharadas es una buena cantidad, aunque no tiene que ser exacta.

  2. Llena un frasco pequeño a la mitad con las hierbas, flores y especias que prefieras. Las flores aromáticas como las rosas, el jazmín, la lavanda y la madreselva producen aceites esenciales dulces. Mientras que la menta, la verbena, la hierba de limón y el romero son algunas de las más fragantes que puedes utilizar. También puedes agregar especias como la canela y el clavo de olor para añadir un poco de fragancia. Puedes experimentar con mezclas y combinaciones sin ningún temor.

  3. Cubre las flores cortadas con un aceite ligero de base aromática como el de almendras, de oliva o de sésamo. Asegúrate de que todas las flores y las hierbas están bien cubiertas. La cantidad de aceite que necesites para esto depende del tamaño y la forma del frasco, así como de la cantidad de plantas y hierbas que utilizaste.

  4. Coloca la tapa en el frasco y agítalo suavemente para mezclar las flores, hierbas y aceites. Después, déjalo reposar en un lugar soleado por lo menos 48 horas. Algunas personas los dejan ahí durante varios meses, pero es difícil esperar tanto si apenas empiezas a producir aceite. Mezcla regularmente los ingredientes con suavidad después de que hayan pasado unas cuantas horas.

  5. Si quieres hacer el aceite esencial más fuerte, coloca gasa fina sobre un embudo y viértelo sobre la tela para llenar otro frasco. Añade flores y hierbas frescas, coloca la tapa y déjalas reposar durante otras 48 horas. Recuerda mezclar los ingredientes del frasco de vez en cuando.

  6. Las botellas de vidrio teñido te ayudan a proteger el aceite esencial de la luz solar.

    Una vez que creas que el aceite es lo suficientemente fuerte, viértelo en una botella de vidrio teñido y con un buen tapón. Marca en el recipiente los ingredientes y la fecha, ya que los aceites esenciales pierden su aroma después de seis meses.

Consejos y advertencias

  • Almacena tus botellas en un lugar fresco y lejos de la luz solar directa para que el aceite conserve su potencia.
  • Nunca intentes acelerar el proceso usando el microondas, ya que puedes debilitar las propiedades aromáticas de las flores y las hierbas.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por josué miraflores m