¿Puedo usar extracto de té verde para tratar la leucemia linfocítica crónica?

La leucemia linfocítica crónica o LLC, es la leucemia adulta más común en los Estados Unidos. Las personas con LLC tienen células de leucemia en la sangre y la médula ósea. A menudo, las personas con LLC no muestran signos o síntomas tempranos, y la enfermedad se diagnostica durante un examen de sangre de rutina. La LLC suele crecer lentamente, y la gente puede no tratarse inmediatamente. Las opciones de tratamiento incluyen quimioterapia, trasplante de células madre y terapia de anticuerpos monoclonales. Estudios recientes han puesto a prueba para ver si el compuesto activo en el té verde podría ser utilizado en las personas con LLC, sin embargo, no hay suficiente evidencia disponible para sugerir que el extracto de té verde es una opción de tratamiento viable.

Componentes activos del té verde

Algunos científicos creen que el extracto de té verde puede proporcionar beneficios para la salud. Los compuestos activos en el té verde son llamados polyphenons o catequinas. La catequina más destacada que se encuentra en el té verde es llamada epigalocatequina-3-galato, o EGCG. La EGCG se está estudiando en el laboratorio en 2013 y se encuentra en ensayos clínicos de fase II por un grupo de investigación en el Mayo Cancer Center como una posible opción de tratamiento para el cáncer contra la leucemia linfocítica crónica.

Extracto de té verde en el laboratorio

Los investigadores de la Clínica Mayo descubrieron que un compuesto activo en el té verde, la EGCG, puede disminuir la supervivencia de las células de leucemia en el laboratorio mediante la estimulación de la muerte celular y el bloqueo de las señales de supervivencia celular. La EGCG también bloqueó las señales que pueden controlar el crecimiento de vasos sanguíneos necesarios para que las células leucémicas crezcan. Estas observaciones sugieren que la EGCG podría funcionar como una opción de tratamiento en el futuro para las personas con LLC.

Extracto de té verde se muestra promisorio en la clínica

Algunos de los mismos investigadores de la Clínica Mayo han publicado recientemente los resultados de un pequeño ensayo clínico de EGCG en personas con LLC que todavía no tienen ningún síntoma de la enfermedad. Normalmente, esta población de pacientes no requeriría tratamiento en esta etapa temprana. Las personas en el estudio tomaron 2,000 mg de EGCG dos veces al día durante un máximo de 6 meses. De las 42 personas del ensayo, 31% tenía un número reducido de células de leucemia en la sangre y la médula ósea, y 69% de 29 personas con ganglios linfáticos agrandados tuvo una reducción significativa en el tamaño de sus ganglios linfáticos. El tratamiento con EGCG fue bien tolerado con pocos efectos secundarios tóxicos.

Consideraciones para la suplementación de EGCG

Si bien los resultados de este pequeño estudio clínico parecen prometedores, es importante tener en cuenta que estos son los primeros resultados y no se han realizado ensayos clínicos a largo plazo que comparan la EGCG a otras opciones de tratamiento. Los investigadores observaron que algunas personas han complementando los tratamientos estándar con EGCG comprado en venta libre. Neil Kay, MD, un hematólogo que participan en los estudios, advierte que "sin un ensayo clínico de fase III, no podemos hacer una recomendación de que la EGCG deba ser utilizado por pacientes con LLC, pero los que quieren tomar suplementos deben consultar a sus oncólogos y recibir un adecuado seguimiento mediante pruebas de laboratorio". Asimismo, la EGCG utilizada en los ensayos clínicos se realiza en una empresa regulada y debe ajustarse a normas. Los suplementos comprados en tiendas de nutrición pueden no contener la cantidad exacta del compuesto indicado en la etiqueta, pueden contener contaminantes dañinos y no se han realizado pruebas para determinar los posibles efectos secundarios.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca bigelow, ph.d. | Traducido por eva ortiz