El extracto de semillas de uva y la pérdida de peso

Las uvas han sido usadas en la medicina folclórica europea por siglos para tratar una variedad de problemas de salud. La investigación moderna ha llegado a la conclusión de que las uvas y los extractos de las semillas de uvas contienen potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que pueden mejorar la salud general y ser una poderosa herramienta para combatir la obesidad y asistir con la pérdida de peso.

Identificación

Las uvas son una fruta que crecen en viñas leñosas del género vitas. Hay más de 10.000 variedades que crecen en todo el mundo y cuyos colores pueden ser carmesí, negro, azul oscuro, amarillo, verde o rosa. La Clínica Mayo reporta que son las uvas rojas o las violetas las que se consideran las más sanas y el Centro Médico de la Universdad de Maryland agrega que las semillas contienen altos niveles de vitamina E, flavonoides, ácidos linoléicos y complejos antioxidantes poderosos, conocidos como complejos procianidólicos oligoméricos, u OPC.

Relevancia

De acuerdo a un artículo de K. M. Flegal, et al, publicado en el Journal of the American Medical Association (Diario de la asociación médica estadounidense) en junio 2010, el índice de obesidad es de el 32,2% entre los hombres adultos y del 35,5% entre las mujeres adultas de USA, y los autores señalan que la obesidad aumenta los riesgos de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer. Un estudio del 2009 hecho en conjunto entre los centros para el control y la prevención de las enfermedades y el RTI Internacional encontró que el costo directo e indirecto de la obesidad puede ser hasta de US$ 147 mil millones al año.

La percepción experta

Los investigadores de la Universidad Maastricht de Holanda, en un estudio publicado en 2004 en el European Journal of Clinical Nutrition (El diario europeo de la nutrición clínica), descubrieron que el extracto de las semillas de las uvas reducen la ingesta de calorías en la gente sana del 4% en un período de 24 horas, lo que llevó a los científicos a concluir que este extracto puede reducir la ingesta de energía en los sujetos con sobrepeso y jugar un papel importante en el manejo del peso corporal. En un estudio hecho en España por Gemma Montaguta, et.al., publicado en junio 2010 el el Journal of Nutritional Biochemistry (Diario de la bioquímica nutricional), se encontró que el extracto de semillas de uva mejoró la resistencia a la insulina, haciendo que sus receptores se enchufen nuevamente y vuelvan a tener una función más nueva; descubrimiento que puede ayudar en el tratamiento de la gente que engorda por los tratamientos a los que se someten si tienen diabetes o pre-diabetes. Diego A. Moreno, Ph D. lideró una investigación cuyo resultado se publicó en 2003 en Nutrition (Nutrición) y que mostró que los fitoquímicos bioactivos en el extracto de las semillas de uva inhiben la metabolización de la grasa de las enzimas pancreáticas lipase y lipoproteínas, sugiriendo que puede ser útil en el tratamiento para reducir la abosorción de la grasa dietaria y la acumulación de grasa en los tejidos adiposos.

Consideraciones

El extracto de las semillas de uva se consigue en las farmacias, los almacenes y las tiendas de salud, en cápsulas, tabletas y líquido. El Centro médico de la Universidad de Maryland recomienda buscar los productos que digan que están estandarizados del 40 al 80% de procianidólicos, o de un contenido de OPC de no menos del 95%. El autor y médico Ray Sahelian, M.D. basado en Los Angeles, sugiere que los suplementos de semillas de uvas se deben tomar varias veces por semana o de la manera que el médico los prescriba, porque no hay un valor diario recomendado para ellos todavía.

Advertencia

Los extractos de semillas de uva no se recomiendan para los niños o para las mujeres embarazadas o que amamantan, de acuerdo al Centro médico de la Universidad de Maryland, y agrega que estos productos pueden aumentar las hemorragias si se los toma en combinación con licuadores de la sangre como la warfarina. Los Institutos nacionales de la salud reportan que se han notado algunos efectos secundarios. Incluyen un cuero cabelludo seco y con picor, mareos, dolores de cabeza, alta presión, urticaria, indigestión y náuseas.

Más galerías de fotos



Escrito por bonnie singleton | Traducido por adriana de marco