¿El extracto de semilla de pomelo es seguro durante el embarazo?

Se cree que el extracto de semilla de pomelo (o toronja) es útil para una variedad de cuestiones como infecciones fúngicas por levaduras, infecciones bacterianas y virus. También puede reducir el riesgo de displasia cervical, o crecimiento celular anormal en la superficie del cuello del útero. De hecho, los herboristas pueden afirmar que es una alternativa más sana, natural y económica para una gran variedad de afecciones. Consulta con el médico antes de utilizar un remedio natural durante el embarazo, incluyendo extracto de semilla de pomelo.

Displasia cervical

La displasia cervical es una afección que puede avanzar durante el embarazo. El tratamiento no es con medicación, sino con cirugía. La operación no se puede realizar durante el embarazo, pero, en general, el tratamiento se puede postergar hasta después del nacimiento, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center. Si bien el extracto de semillas de pomelo, valorado por su capacidad de potencial el sistema inmune y su actividad antibacteriana y antifúngica, puede parecer una buena alternativa, lo mejor es realizar un tratamiento a largo plazo con el médico. Nunca trates de autodiagnosticarte o tratarte durante el embarazo, aconseja la American Pregnancy Association.

Seguridad no demostrada

Los profesionales de la salud no suelen recomendar el uso de medicinas alternativas, como extracto de semilla de pomelo, durante el embarazo, porque no se ha confirmado su seguridad a través de una investigación extensa, de acuerdo con la American Pregnancy Association. Los estudios científicos sobre el extracto de semilla de pomelo son escasos, por lo que la mayoría de las pruebas que respaldan su efectividad son anecdóticas, de acuerdo con “Earl Mindell’s Supplement Bible” (La biblia a suplementos de Earl Mindell). Además, los remedios herbales no pasan por un proceso de evaluación extensivo y no están sujetos a las mismas regulaciones de los medicamentos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). Esto significa que la fuerza y la calidad del extracto de semillas de pomelo puede variar entre los diferentes fabricantes, y hasta en diferentes preparaciones del mismo fabricante.

Opinión experta

Mientras que el pomelo como alimento se suele considerar seguro para consumir durante el embarazo, no se ha demostrado que lo sea en dosis más altas que las que se consumirían al ingerirlo, como en el caso del extracto de la semilla, de acuerdo con Drugs.com. El extracto de semilla de pomelo es tóxico para las células fibroblastos de la piel humana.

Toxicidad

El extracto de semilla de pomelo es tóxico en algunas concentraciones, pero no en todas, de acuerdo con un estudio de junio de 2002 publicado en el “Journal of Alternative and Complimentary Medicine” (una revista sobre medicinas alternativas y complementarias). Este extracto sigue siendo útil para combatir bacterias cuando se encuentra diluido en dosis no tóxicas, de acuerdo con el autor principal del estudio, J.P. Heggers. El extracto de semilla de pomelo Grapefruit es efectivo contra 800 variedades de bacterias y virus, así como 100 variedades de hongos y muchos parásitos, afirma Heggers.

Interacciones con medicamentos

El extracto de semilla de pomelo puede desacelerar la metabolización de algunos medicamentos, explica “Integrative Medicine”, de David Rakel. Contiene naringin/naringenin, sustancias que se sospecha se encuentran en al interacción entre el juego de pomelo y la fruta, en la que las concentraciones de numerosas drogas pueden aumentar en el organismo hasta niveles potencialmente peligrosos. Si tomas algún medicamento, consulta con tu médico antes de combinarlo con extracto de semilla de pomelo, en especial si estás embarazada.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por pilar celano