Cómo explicarle a tu hija cómo usar un tampón

La mayoría de chicas comienzan a menstruar a alrededor de los 12, pero puede comenzar desde los 8. Tu hija puede tener miedo de comenzar su primer ciclo menstrual, por lo que es importante comenzar a hablar con tu hija temprano y prepararla para los cambios que atravesará su cuerpo. Tendrá que lidiar con su periodo por años y necesita acostumbrarse a usar tampones.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Tampones

Instrucciones

  1. Explica el ciclo menstrual y otros cambios de la pubertad. Dile a tu hija que su ciclo vendrá cada mes, aunque según KidsHealth.org, su ciclo puede ser irregular los primeros dos años. Se recomienda que hables con tu hija sobre su ciclo en una serie de discusiones cortas en vez de abrumarla con toda la información en una sola conversación larga. Asegúrale que puede hablar contigo con cualquier pregunta que tenga en el futuro.

  2. Lleva a tu hija a un viaje especial a la farmacia para que elija sus tampones. Explica que estos absorben la sangre dentro de la vagina y explica que existen diferentes opciones de absorción disponibles. Algunas marcas ofrecen primeros kits para adolescentes. Pregúntales si le gustaría un primer kit o si ve unos tampones que le gustaría probar. Asegúrale que si el primer tampón que intente usar no funciona, puede probar una absorción o marca diferente hasta que encuentre el tampón perfecto para ella.

  3. Lee con tu hija el folleto de instrucciones que viene con los tampones. Tómate el tiempo de mostrarle con tus dedos cómo insertar adecuadamente un tampón. Puedes hacerlo sosteniendo el tampón en el aire y mostrándole el proceso de forma más conceptual, en vez de física.

  4. Permítele que practique insertar un tampón. Está bien que quiera insertar un tampón como prueba antes de que su ciclo llegue. Dile que será más difícil insertar el tampón, pero que puede entender el proceso al intentarlo. Recuérdate que debe lavarse las manos antes y después de insertar un tampón. Dile que no puede insertarlo demasiado en su vagina y que siempre podrá retirarlo jalando la cuerda adherida al tampón.

  5. Haz énfasis en la importancia de cambiar su tampón cada cuatro a seis horas a menos que esté saturado de sangre antes. Dile que al comienzo tendrá que averiguar cuánto tarda su cuerpo en saturar un tampón. Tendrá que revisarlo para asegurarse de cambiar su tampón antes de que comience a gotear. Explícale los riesgos del síndrome de shock tóxico, o TSS por sus iniciales en inglés, el que sucede al dejar un tampón insertado por demasiado tiempo. KidsHealth señala que la mayoría de mujeres nunca se enferman al usar un tampón, especialmente cuando los cambian regularmente.

Más galerías de fotos



Escrito por anni mcghee | Traducido por ana maría guevara