Cómo explicar la higiene oral a niños de 3 años

Debido a que la salud oral es tan crucial para tu salud, es crítico que enseñes a tus hijos como cuidar de sus dientes desde temprana edad. Si haces del proceso del cepillado, hilo dental y visitas al dentista experiencias divertidas y explicas que la higiene oral es sencilla, con términos fáciles de entender, los niños en tu vida tendrán mejores oportunidades de crecer con dientes y encías limpios y saludables.

Explica lo básico

Para que los niños entiendan por qué necesitan cuidar sus dientes, deben comprender lo básico de la higiene bucal, caries y enfermedades de encías. Ya que la ciencia detrás de estos conceptos es muy complicada para niños de 3 años, reduce los conceptos a nivel preescolar. Explícales que cuando el azúcar se pega a los dientes, se forman pequeños insectos de azúcar que comen los dientes, dejando pequeños huecos marrones llamados caries. Hazle saber que las caries son dolorosas y nada saludables. Esta versión simplificada es suficiente para que la mayoría de los niños tomen interés en cuidar de sus dientes.

Cepillado e hilo dental

Dile a tu hijo que la mejor manera de deshacerse de los insectos de azúcar es cepillarlos para deshacerse del exceso de azúcar. Usa modelos o carteles para mostrarles cómo lucen sus dientes de cerca y señala los lugares donde los insectos de azúcar se pueden esconder. Enséñales que si se cepillan sus dientes de ambos lados y a fondo, los insectos serán barridos. Explícales que usar hilo dental ayudará a deshacerse de los insectos escondidos entre los dientes. Haz hincapié en la importancia de cepillar los dientes y usar hilo dental al menos dos veces al día por dos minutos en cada sesión. También hazles saber que deberían tomar su tiempo para cepillar los lados de sus mejillas y lengua.

Eligiendo alimentos saludables

Dile a tus hijos que sus elecciones de comida afectan la higiene oral. Debido a que a las bacterias de azúcar les gusta alimentarse de los azúcares encontrados en los caramelos, galletas y refrescos, recuerda a los niños que estos alimentos atraerán más bichos. Explícales que los dulces pegajosos como caramelos son especialmente malos para la salud bucal debido a que son muy difíciles de limpiar de los dientes. Enséñales sobre elecciones de aperitivos saludables como vegetales, frutas y productos de panadería integrales, y motívalos a hacer elecciones que beneficien su higiene oral.

Visitar al dentista

Los niños deberían ver el consultorio del dentista como un lugar amigable donde se sientan cómodos. Haz hincapié en que las limpiezas profesionales regulares son una parte normal de la higiene bucal y que el dentista y sus asistentes ayudarán a luchar contra la caries. Debido a que algunos niños necesitarán inevitablemente ver al dentista para llenar cavidades o hacer otros trabajos además de las limpiezas, asegúrate de que sepan que un viaje al dentista no significa que haya fallas. Si el consultorio les parece a los niños un lugar divertido, el miedo y la ansiedad por el trabajo dental no les seguirán hasta la vida adulta.

Más galerías de fotos



Escrito por lisbeth booth | Traducido por arcelia gutiérrez