Cómo explicar a los adolescentes la existencia de Dios

Si tu adolescente se te acerca con la pregunta, "¿Quién o qué es Dios?" puedes proporcionarle respuestas firmes. Probablemente no serás capaz de explicar completamente lo que es Dios; hasta los mejores teólogos fracasan cuando tratan de hacerlo; pero puedes transmitir la idea básica de quién o qué es Dios, de cómo es y cómo se relaciona con la gente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • La Biblia (opcional, pero de gran ayuda)

Instrucciones

  1. Explícale que Dios es el creador de todas las cosas. Comenta que cuando piensas sobre la complejidad de los reinos animales y vegetales, el cuerpo humano, o los planetas, lunas y estrellas, tenga sentido que algo inteligente las diseñó y las creó.

  2. Comenta que Dios es un ser personal y compartido. Un malentendido común acerca de Dios es que Él es algún ser gigante, distanciado, que ha establecido una serie de reglas y que no tiene mucho que hacer con la gente. Al contrario, uno de los términos más utilizados para describir a Dios es "padre" -- un término profundamente compartido por cualquier estándar. Quizás quieras leer algo de los versículos de la Escritura que se refieren a Dios como nuestro padre tal como Gálatas 4:6, Juan 16: 26-27, Hebreos 12:7 y Juan 1 3:1.

  3. Habla sobre lo que Dios hizo para la humanidad. Si estás familiarizado con la Biblia, dirígete a las Escrituras que hablan sobre lo que Dios hizo, desde la creación del mundo, en Génesis 1, hasta cuando mandó a Jesús, que se encuentra en los cuatro Evangelios y particularmente en Juan 3:16. Comparte cualquier experiencia personal que hayas tenido con las bendiciones de Dios, incluyendo las veces que ha respondido a tus plegarias, o las veces en que hayas presenciado a Dios de alguna manera especial.

  4. Haz que tu adolescente explore quién es Dios para él mediante la Biblia, las plegarias y alabanzas; lo cual realmente es hablar con Dios. Cualquier persona puede entender de la mejor manera a Dios, incluyendo los adolescentes, al experimentar su trabajo en sus propias vidas.

  5. Prepárate para preguntas fuertes. Posiblemente tu adolescente tenga preguntas más profundas acerca de Dios. No temas decir, "No lo sé. Veamos si lo podemos averiguar". Podrás encontrar la respuesta en la Biblia, un pastor quizás pueda ser de gran ayuda para explicar la respuesta, o tal vez no serás capaz de contestar la pregunta. Acepta esto cuando suceda. Hay mucho sobre Dios que hasta los mejores teólogos no entienden completamente.

Consejos y advertencias

  • Si tu adolescente tiene muy poca relación, o nada de relación, con su padre, quizás quieras tomarte más tiempo para explicar que Dios es un padre distinto, un "padre de padres", como se observa en el Salmo 68:4-6.

Más galerías de fotos



Escrito por dell markey | Traducido por fernando villarreal