Experimentos sencillos para niños pequeños

El mundo de tu niño se está expandiendo. El necesita explorar el mundo a su alrededor para su propio desarrollo físico, emocional y cognitivo. KidsHealth anima a los padres a encontrar maneras seguras para ayudar a los niños a explorar. Experimentos sencillos con elementos encontrados en tu casa ayudan a encender la curiosidad de un niño de forma segura.

Agua coloreada

Los niños son naturalmente curiosos acerca de los colores. Comienzan a nombrar los colores, clasificar por color y puede empezar a preguntarse de dónde vienen los colores. Hay muchos experimentos sencillos que solo necesitan colorante de alimentos para completarse. Coloca seis vasos de vidrio transparente pequeños o vasos plásticos. Llena cada vaso con agua hasta la mitad. Exprime unas gotas de colorante amarillo, rojo y azul en tres tazas separadas. Deja que el niño agite la mezcla con una pajilla. Pídele al niño que nombre los colores. Luego dale al niño una cuchara y déjalo mezclar el rojo y el azul en una nueva taza. Haz lo mismo con el azul y el amarillo y el rojo y el amarillo. Ayúdalo a reconocer los nuevos colores.

Flores

A los niños pequeños les encanta traer la naturaleza adentro. Sin embargo, muchas veces las flores que eran hermosas al recogerlas se marchitan sobre la mesa. Ayuda a tu pequeño a entender cómo las flores necesitan agua con colorante de alimentos. Llena un vaso de vidrio con agua. Añadir 10 a 20 gotas de colorante para alimentos al agua. Corta el tallo de un clavel blanco o lazo salvaje de reina Ana. Habla acerca de cómo la flor es blanca a medida que colocas la flor en el agua coloreada. Controla la flor durante todo el día y señala cómo los pétalos absorben el mismo color que el agua en el florero. Para más variedad, utiliza varios vasos con diferentes colores.

Botella musical

Coloca una amplia variedad de tarros de plástico o vidrio limpios y vacíos en una superficie sólida. Muestra a tu hijo cómo golpear los lados de los contenedores con diferentes elementos como un tenedor de metal, una cuchara de plástico o un lápiz de madera. Escuchen juntos a los diferentes sonidos emitidos. Enséñale a tu hijo a soplar sobre la parte superior del recipiente para hacer un sonido. A continuación, vierte un poco de agua en algunos de los contenedores. Toca de nuevo para ver si el sonido cambia. Golpea en la parte superior y escucha el cambio en los sonidos.

Aceite y agua

Tu niño puede entretenerse mezclando cosas. Explora lo que sucede cuando las cosas no se juntan. Quita la etiqueta de una botella de agua pequeña. Rellena alrededor de un tercio de la botella con agua. Pon unas gotas de colorante rojo o azul en el agua para que sea más visible. Añade el aceite para llenar un segundo tercio de la botella, dejando espacio libre para la mezcla. Enrosca la tapa en la botella. Dale al niño la botella e invítalo a agitar y mezclar las sustancias. Coloca el frasco sobre una superficie firme y ve como el agua y el aceite quedan separados. Muestra al niño que no importa cuántas veces se sacude la botella, el aceite y el agua seguirán separados.

Más galerías de fotos



Escrito por shellie braeuner | Traducido por maría dolores meade