Experimentos de distribución de peso para niños

Los experimentos de distribución de peso enseñan a los niños la forma en que el peso afecta la acción y el balance de los objetos. Cuando enseñas a los niños sobre ciencia, haz lecciones sencillas y que ellos puedan disfrutar. Muchos de los experimentos sobre distribución de peso pueden hacerse con cosas que hay en casa.

Altura y peso

Dejar que los niños construyan una torre les enseña sobre los efectos del peso y la gravedad en la estabilidad de un objeto mientras la altura del objeto se incrementa. Las torres pueden hacerse de cualquier forma y dimensión y de casi cualquier cosa que tenga bordes planos y que se pueda ampliar, incluyendo tazas de papel o plástico, cajas de cartón, latas de refresco, monedas o jarras de plástico. Haz que los niños amontonen las piezas hasta que la torre se caiga y pregúntales como pueden reacomodar las tazas, o distribuir el peso de manera diferente para darle la estabilidad necesaria a la torre mientras la hacen más alta.

Balance y seguridad

Usando un barquito de juguete, enséñale a los niños que la distribución de peso es crucial en el balance. Coloca el barco en una tina llena de agua. Ponle monedas, una a la vez, en uno de los lados del barco hasta que se caiga. Coloca nuevamente el barco y repite el experimento distribuyendo el peso sobre todo el bote para demostrar que puede mantener más monedas sin hundirse, ni volcarse si el peso se distribuye igualmente.

Palanca

Construye una pequeña balanza poniendo un lápiz sobre una superficie plana y balancea un palito de madera a través del lápiz. Pon una moneda en el extremo de cada unos de los palitos para enseñarle a los niños cómo el distribuir una cantidad de peso igual a cada lado de los palitos hace que este se mantenga en balance. Haz que los niños muevan una de las monedas más cerca del lápiz para demostrar lo que ocurre cuando el peso cambia. Apila dos monedas justo pasando la mitad de camino entre el lápiz y el palito de madera y una sola moneda al otro lado en el extremo de la varita, esto demuestra como un peso más ligero al extremo de una palanca supera algo más pesado cerca del centro del punto de apoyo.

Distribución forzada

Un experimento con huevos les enseña a los niños el principio de distribución forzada del peso. Coloca cuatro pequeños montones de sal en una mesa y coloca un huevo en el centro de cada uno. Coloca una charola de hornear pan que no sea pesada sobre los huevos, quienes sostendrán la charola por las cuatro esquinas. Coloca cuatro o cinco cajas de cereal sobre la charola para enfatizar la habilidad de los huevos de distribuir el peso de las cajas sin romperse.

Percepción

El ejercicio de "¿Cuál es más pesado?" demuestra cómo pequeñas cantidades de peso distribuido de manera desigual pueden no ser perceptibles para el cerebro humano. Venda los ojos de los niños y añade peso a dos tazas iguales. Una taza deberá tener una unidad más de medida que la otra. Coloca una taza en cada mano del niño y pregúntale si puede decir cuál es más pesada. Continúa añadiendo peso a la taza más pesada hasta que el niño detecte la diferencia en la distribución desigual de peso. Estos experimentos de distribución de peso para niños pueden realizarse con agua, arroz o frijoles.

Más galerías de fotos



Escrito por nathan fisher | Traducido por esteban arenas