Ex-lax y pérdida de peso

Ex-lax es un laxante de venta libre que se usa para tratar la constipación. Cuando se toma durante períodos prolongados como una droga para perder peso, los laxantes como Ex-lax pueden causar serias complicaciones para la salud. Aprender sobre los riesgos de usar Ex-lax para perder peso permite a los consumidores prevenir problemas peligrosos asociados con el abuso de laxantes.

Indicaciones y usos

Ex-lax es un laxante estimulante que contiene senósidos. Se trata de un producto de venta libre que se usa para el alivio temporario de la constipación. De manera menos común, los laxantes se pueden usar para tratar ciertos trastornos intestinales o para preparar el intestino antes de una cirugía. A pesar de los potenciales serios efectos adversos, los laxantes como Ex-lax a veces son abusados por personas con trastornos alimenticios o que buscan desesperadamente perder peso.

Efectos

Ex-lax funciona al estimular la peristalsis, los movimientos del intestinos que inducen la defecación, además de al alterar la secreción del intestino. En general, el movimiento intestinal se produce dentro de las 6-12 horas, aliviando la constipación de forma temporal y acompañando de síntomas tales como hinchazón y sensación de plenitud.

Errores de concepto

La creencia que tomar laxantes como Ex-lax evitará la absorción de las grasas de los alimentos es incorrecta y potencialmente nociva. Aunque pueden evitar la retención de agua, los laxantes no son útiles para perder peso en ausencia de constipación. Ex-lax no afecta al intestino delgado, en donde ocurre la absorción de nutrientes, haciéndolo inefectivo para evitar la asimilación de grasas y calorías.

Riesgos para la salud

Usar Ex-lax por períodos prolongados o en altas dosis puede llevar a complicaciones serias. De acuerdo con Bulimia.com, el abuso de laxantes puede producir desequilibrio de electrolitos, deshidratación, edema, función intestinal anormal y sangrado rectal. Brown University Health Services advierte el riesgo de ataque cardíaco y otros problemas del corazón que pueden resultar de la diarrea crónica desencadenada por el abuso de laxantes. Usar Ex-lax por períodos prolongados de tiempo también puede resultar en una dependencia a los laxantes, un problema por el cual los intestinos pierden la habilidad de funcionar por sí mismos. Esta "constipación reflejo" crea la necesidad del uso de laxantes, llevado a un círculo vicioso de abuso y abstinencia.

Precauciones de seguridad

La única forma de evitar efectos adversos severos es evitando usar Ex-lax para perder peso. El sitio Ex-lax advierte que el producto no debe usarse por más de una semana o ante la presencia de dolor abdominal, náuseas o vómitos. Sigue las instrucciones de dosificación cuidadosamente y deja de tomar Ex-lax si sufres de sangrado anal u otros efectos adversos.

Consideraciones

Hasta el momento, una dieta saludable y ejercicio son los únicos métodos para perder peso considerados seguros y efectivos para la gestión del peso a largo plazo. Los problemas con obesidad difícil de tratar pueden ser candidatos a tomar medicación recetada, someterse a cirugías o recibir otras terapias.

Más galerías de fotos



Escrito por tracii hanes | Traducido por mike tazenda