¿Existen vitaminas que se deban evitar al estar embarazada?

Las vitaminas son esenciales para la vida, y debido a que el cuerpo no necesita sintetizarlas, constituyen una parte esencial de la dieta. Los alimentos que se ingieren son la mejor fuente de nutrientes, pero las mujeres embarazadas necesitan cantidades adicionales de ciertas vitaminas, como por ejemplo ácido fólico, así que puede necesitar suplementos. Las dietas bien balanceadas no te expondrán al riesgo de excederte con ninguna vitamina. Los suplementos con vitaminas liposolubles, como la vitamina A, D y E, que se almacenan en los tejidos, pueden tener efectos secundarios tóxicos si se consumen en exceso.

Vitamina A


Mujer embarazada comiendo verduras en la cocina.

La vitamina A se necesita para crecer, reproducirse y para tener la piel sana. Además, es un componente de los pigmentos visuales de las células bastones y conos de tus ojos y los de tu bebé. Las dietas sanas que incluyen verduras amarillas y verde oscuro, y frutas cumplen con la ingesta diaria recomendada de esta vitamina, que es de 770 mcg. El límite de consumo de esta vitamina es de 3.000 mcg por día. Las sumas que excedan esta cifra pueden causar malformaciones congénitas en el feto en desarrollo.

Vitamina D


Mujer embarazada a resguardo, donde no recibe demasiada vitamina D de la luz solar.

La vitamina D actúa como una hormona en el cuerpo, regulando los niveles sanguíneos de calcio y fósforo. Tanto la vitamina D2, que se encuentra en las plantas, como la vitamina D3, que se encuentra en los tejidos animales, son fuente de vitamina D preformada, y la vitamina D también se produce en la piel cuando uno se expone a la luz solar. La vitamina D es la vitamina más tóxica de todas, y los consumos que exceden los 100 mcg por día pueden causar pérdida de apetito, náuseas, sed y estupor, y pueden impactar de forma adversa en la salud del bebé.

Vitamina E


Cápsulas de vitamina E.

La vitamina E es un antioxidante importante, y los aceites vegetales, incluyendo los aceites presentes en los alimentos integrales como por ejemplo las verduras de hoja verde, son fuentes ricas de esta vitamina. Las deficiencias son poco comunes y los suplementos generalmente no son necesarios para alcanzar la ingesta diaria recomendada de 15 mg por día. La vitamina E es la menos tóxica de todas las vitaminas liposolubles, y los posibles beneficios sobrepasan los posibles perjuicios. Si optas por tomar un suplemento multivitamínico durante el embarazo, evita los que excedan las dosis diarias recomendadas de las vitaminas liposolubles.

Más galerías de fotos



Escrito por adam dave | Traducido por noelia menéndez