¿Existen suplementos para tratar la tendinitis y la bursitis?

La tendinitis y la bursitis son dos problemas de salud musculoesqueléticos diferentes, aunque a menudo causan signos y síntomas similares. La tendinitis es la inflamación de uno o más tendones, mientras que la bursitis es la hinchazón de una o más bursas, sacos de líquidos que descansan debajo de la piel. Algunos suplementos dietarios pueden ayudar a tratar estas afecciones comunes. Sin embargo, debes discutir el uso de todos los suplementos con tu médico antes de comenzar a usarlos.

Tendinitis y bursitis

La tendinitis es una condición común que puede manifestarse en personas de todas las edades, según señala el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, aunque los individuos activos, quienes practican deportes de forma regular, pueden ser más susceptibles a esta condición que en ocasiones es debilitante. Los tendones, cuerdas fuertes y fibrosas, tienden a perder la elasticidad con el paso del tiempo, situación que incrementa las probabilidades de desarrollar tendinitis durante el envejecimiento. Las bursas se inflaman y se hinchan debido a una lesión traumática o por el movimiento repetitivo, aunque las infecciones y otras condiciones de salud también pueden causar bursitis.

Suplementos útiles

Los suplementos dietarios son un enfoque eficaz comprobado para el tratamiento de la tendinitis y la bursitis, aunque aún se requiere mayor evidencia científica sobre la capacidad de estos suplementos para tratar esas afecciones. El consultor alimenticio certificado Phyllis A. Balch, autor del libro "Prescripciones para la curación nutricional", informa que numerosos suplementos pueden ser útiles para tratar la tendinitis y la bursitis, incluyendo los suplementos con calcio y magnesio, pancreatina, enzimas proteolíticas, zinc, vitamina C con bioflavonoides, boro, coenzima Q10, pycnogenol, boswellia, reina de los prados y corteza de sauce blanco.

Suplementos que se deben tener en cuenta

Las enzimas proteolíticas pueden ser uno de los suplementos dietarios más eficaces para el tratamiento de la tendinitis y la bursitis. Según informa el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan, estas enzimas son una de las tres clases de enzimas digestivas. Las lipasas y amilasas son las otras dos. Las enzimas proteolíticas contienen sustancias antiinflamatorias potentes. El sitio web Dynamic Chiropractic afirma que los suplementos dietarios con enzimas proteolíticas ayudan a aliviar la inflamación, porque neutralizan algunos agentes que generan inflamación, y a su vez permiten que los tejidos afectados se regeneren y se reparen.

Consideraciones

En muchos casos, la tendinitis y la bursitis se curan por sí solas, a pesar de que las medidas de tratamiento adecuadas pueden acelerar la curación de estas enfermedades y mejorar tu calidad de vida. Sin embargo, no todos los suplementos dietarios pueden ser adecuados para tu condición. Algunos pueden causar efectos secundarios no deseados o interferir con la absorción o la acción de los medicamentos recetados que estés consumiendo. Los suplementos dietarios para la tendinitis y la bursitis siempre se deben utilizar con la misma precaución que cuando tomas agentes farmacéuticos.

Más galerías de fotos



Escrito por martin hughes | Traducido por vanesa sedeño