¿Existen remedios caseros para la tiroides hipoactiva?

Quizás el médico te ha informado que tienes una tiroides hipoactiva (hipotiroidismo) y te gustaría complementar las píldoras de reemplazo hormonal con remedios naturales. O quizás los resultados de los estudios están al límite y te gustaría probar remedios naturales antes de tomar medicamentos recetados por el médico. Cualquiera sea el caso, existen métodos naturales que promueven la función tiroidea.

Controla tu dieta

Varios alimentos son conocidos por interferir con la absorción de los medicamentos de reemplazo hormonal para la tiroides o directamente interfieren con el funcionamiento de esta hormona. Entre ellos se encuentran los vegetales crucíferos de la familia de las brasicáceas, como la col (cabbage), el brócoli (broccoli) el coliflor (cauliflower) y las coles de Bruselas. Una dieta rica en fibras también puede interferir con la absorción de los medicamentos para el hipotiroidismo. Otros alimentos que debes controlar son la soja (soy), las grandes cantidades de lácteos, la canola (semilla de colza o rapeseed), la mandioca (o cassava, el principal ingrediente de la tapioca), el mijo en grano (pearl millet), las nueces (walnuts), las batatas (sweet potatoes) y el maíz (corn). Sin embargo, según el University of Michigan Health System, existe evidencia que indica que la cocción desactiva los químicos de estos alimentos que interfieren con la función tiroidea. Algunos médicos recomiendan evitar estos alimentos por completo, pero otros sólo sugieren comerlos varias horas antes o después de tomar las píldoras para la tiroides a fin de evitar problemas con la absorción.

Considera los suplementos

Algunos suplementos dietéticos pueden ayudar al funcionamiento de la tiroides, aunque las pruebas de su eficacia son variadas. En algunos casos se recomiendan suplementos para una tiroides hipoactiva que contienen sargazo vejigoso, vitaminas A y B3 y los minerales zinc y selenio. Pero no hay ninguna evidencia científica confiable que indique que son útiles para quienes padecen hipotiroidismo a menos que padezcan una deficiencia de estas vitaminas. La evidencia que respalda la efectividad de los suplementos de yodo, o de alimentos ricos en yodo, también es diversa. Es cierto que muchas personas solían desarrollar hipotiroidismo y bocios por la falta de yodo, pero como el yodo comúnmente se agrega a la sal y varios alimentos procesados, la mayoría de las personas no padece una deficiencia. Si estás considerando tomar uno o más de estos suplementos, habla sobre las pautas de dosificación con tu médico, ya que algunas vitaminas y minerales, por ejemplo el selenio, pueden ser peligrosos para la salud en dosis altas. Cualquier persona que padezca hipotiroidismo también debe tener en cuenta que los suplementos pueden afectar la función tiroidea al interferir con la absorción de las hormonas de reemplazo tiroideo. Por lo tanto, los médicos recomiendan tomar suplementos de calcio y hierro varias horas antes o después de tomar la píldora para la tiroides.

Cuídate

Debido a que la fatiga es un síntoma común del hipotiroidismo, los cambios en el estilo de vida pueden ser extremadamente útiles para mejorar la salud en general y los niveles de energía. Básate en el sentido común: descansa bien, sigue una dieta saludable y equilibrada, haz ejercicio regularmente y, si fumas, deja el cigarrillo. Los expertos del University of Michigan Health System sostienen que existe evidencia que indica que la exposición a altos niveles de químicos tóxicos o metales pesados en el trabajo puede provocar hipotiroidismo, así que si has estado expuesto, habla con tu médico para saber si esto pudo haber afectado tu función tiroidea.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah rigg | Traducido por valeria d'ambrosio