¿Existen nutrientes que aumenten los niveles de inmunoglobulinas?

Las inmunoglobulinas juegan un papel crítico en la función inmune: actúan como anticuerpos que evitan que te enfermes. Tus células B producen inmunoglobulinas y algunas veces este proceso puede disminuir en tu cuerpo. tu médico puede recomendar tratamiento adicionales para mejorar la producción de inmunoglobulinas, aunque tú puedes incluir ciertos nutrientes a tu dieta para ayudar.

Vitamina A

Consumir alimentos ricos en vitamina A puede ofrecer beneficios a tus niveles de inmunoglobulinas. La Escuela Médica de Harvard sugiere que la vitamina A influye en las células B la producción de un tipo de inmunoglobulina. Un estudio destacado en la edición de marzo de 1994 de la revista "Clinical and Diagnostic Laboratory Immunology" sugiere que la vitamina A aumenta los niveles de inmunoglobulinas en niños también. Incluye alimentos como huevos, crema, hígado y riñones a tu dieta para obtener más vitamina A.

Zinc

Incrementa tus niveles de inmunoglobulinas al consumir zinc. Una investigación mencionada en la edición de febrero de 2010 en el "Journal of the Indian Medical Association" indica que el zinc dispara los niveles de inmunoglobulinas en pacientes con tuberculosis. Las ostras son particularmente ricas en este nutriente, aunque también puedes aumentar tu consumo de zinc comiendo carnes rojas, mariscos, cerdo, aves, judías horneadas, nueces de la India, judías y queso.

Vitamina E

Se sabe que la vitamina E influye positivamente en la cantidad de inmunoglobulinas en sangre. La evidencia de la edición de 2008 de "Anatomia, Histología, Embriologia" nota una correlación entre el consumo de vitamina E y las inmunoglobulinas; aunque este estudio fue realizado en pollos, la investigación en humanos es necesaria para confirmar este hallazgo. Consume alimentos como hígado, huevos, nueces, hojas verde oscuro, camote y aguacate para obtener más vitamina E de tu dieta.

Licopeno

El licopeno, compuesto que le da la coloración roja y rosa a las frutas y vegetales, puede aumentar los niveles de inmunoglobulinas. Un estudio de noviembre de 2007 en el "Journal of Endocrinological Investigation" demostró que éste mejoraba el nivel de las células productoras en pacientes con diabetes. Los tomates son una excelente fuente de licopeno al igual que las sandías (watermelons), los albaricoques (apricots) y las toronjas rosadas (pink grapefruits). El licopeno es mejor conocido por prevenir enfermedades cardiovasculares.

Más galerías de fotos



Escrito por nicki wolf | Traducido por karly silva