¿Existen algunas hierbas medicinales para tratar la hiperplasia prostática benigna?

La hiperplasia prostática benigna (BPH, por sus siglas en inglés) es la ampliación de la próstata, una glándula del tamaño de una nuez que rodea el cuello de la vejiga y la uretra del hombre. La próstata segrega un líquido alcalino que ayuda al esperma a llegar a la uretra. La mayoría de los hombres experimenta alguna forma de la BPH si viven lo suficiente, según lo que señala en Harvard Health Publications, generalmente después de los 40 años. La BPH no incrementa el riesgo de contraer cáncer, pero puede causar micción frecuente y dificultad para orinar. Existen varias hierbas que pueden ayudar a los síntomas de la BPH, pero habla con tu médico antes de tomarlas. Un médico puede darte la dosis adecuada para cada hierba e informarte de cualquier interacción con otros medicamentos.

Palma enana americana

La palma enana es una planta productora de baya similar en apariencia a una palmera. Las bayas y la planta han sido utilizadas tradicionalmente para tratar problemas urinarios, aumentar la producción de espermatozoides y aumentar el libido. Ahora se usa comúnmente para tratar la BPH, aunque el porqué de su funcionamiento no es claro para los investigadores. Los estudios han mostrado resultados mixtos, pero algunos estudios han indicado que esta planta puede ayudar a reducir los síntomas comunes de la BPH incluyendo la micción frecuente, dificultad para iniciar o mantener la micción y la micción frecuente durante la noche. Según el sitio web de MedlinePlus, cualquier beneficio de esta palma es modesto.

Pygeum

El árbol de pygeum, comúnmente conocido como el árbol de ciruelo africano, es un alto árbol de hoja perenne que se originó en África central y meridional. Su corteza ha sido utilizada desde tiempos remotos para problemas urinarios asociados con la BPH. La corteza contiene varios compuestos que reducen la inflamación al detener la producción de prostaglandinas, componentes comunes en el proceso de inflamación. Muchos estudios se han realizado en pygeum para la BPH, según el NYU Langone Medical Center, pero un gran número de ellos fueron mal informados o diseñados. En general, sin embargo, los estudios indican que el pygeum puede reducir los síntomas de la BPH, la micción nocturna particularmente y la micción frecuente.

Raíz de ortiga

La ortiga, la urtica dioica, es una planta verde oscura comúnmente asociada con el efecto picadura que pueden producir los pelos finos de sus hojas. Sin embargo, las hojas y la raíz también comúnmente se utilizan como medicina. La raíz de ortiga se utiliza a menudo en combinación con la palma enana americana para aliviar los síntomas de la BPH, según University of Maryland Medical Center. Los estudios sobre la raíz de ortiga no son tan numerosos como los del pygeum o la palma enana americana, pero los estudios han demostrado que existe un beneficio potencial en la reducción de los síntomas comunes de la BPH. Un estudio bien diseñado publicado en "Journal of Herbal Pharmacotherapy" en 2005 informó que los pacientes que tomaron extracto de raíz de ortiga mostraron una mejoría significativa en los síntomas en comparación con el grupo que tomaba un placebo.

Polen de pasto

El polen del paso, la Secale cereale, es un factor desencadenante común para las alergias, pero también tiene beneficios médicos. Un extracto que contiene una combinación de polen de hierba, de 92% centeno, 5% de timoteo y 3% por ciento de maíz, ha demostrado tener beneficio en la reducción de síntomas de la BPH, según el NYU Langone Medical Center. Dos estudios de doble anonimato, de base de placebo, encontraron que los síntomas mejoraron significativamente para el grupo tomando el extracto de polen de pasto cuando se comparó con el grupo de placebo. También uno de los estudios informó una disminución significativa en el tamaño de la próstata en aquellos que tomaban este polen. Aunque muchas personas son alérgicas al polen de pasto, el extracto recetado para la BPH tiene retiradas las proteínas alérgicas, eliminando significativamente la probabilidad de que se produzca una reacción alérgica.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por valeria garcia