¿Existen ejercicios para corregir una postura jorobada?

Tener una joroba o mala postura que conduce a una espalda redondeada puede hacer que te sientas cohibido. También puede dar lugar a dolores de cabeza y problemas graves del cuello y problemas de espalda posteriores. Afortunadamente, la realización de ejercicios de forma regular puede ayudar a mejorar tu postura y puedes deshacerte de tu encorvada espalda.

Hiperextensión del cuello

Realizar extensiones de cuello entrenará a tu cuello para que lo sostengas en la posición adecuada. Este ejercicio trabaja varios músculos a lo largo de tu cuello, hombros y espalda superior. Para realizarlo, siéntate en una máquina de pesas. Apoya la parte posterior de tu cabeza en la almohadilla del cuello y agarra las asas con tus brazos flexionados. Asegúrate de que tus pies estén bien apoyados, y empuja el cuello hacia atrás todo lo que puedas. Vuelve a la posición inicial y repite.

Retracción de cuello

La retracción del cuello está diseñada para alargar los músculos del cuello para que sea más fácil mantenerlos en la posición correcta y aliviar la tensión en la espalda que está causando la postura jorobada. Para empezar, párate con los pies un poco separados y las manos en las caderas. Inclina la cabeza hacia abajo, pero manteniendo los hombros retirados. Retrae el cuello tan atrás como te sea posible. Debe aparecer como si tienes un doble mentón. Mantén esta posición durante varios segundos antes de liberarte.

El puente

El fortalecimiento de los músculos abdominales puede ayudar a que te pares erguido y eliminar tu postura jorobada. Uno de los ejercicios que puedes hacer para lograr esto es el puente. Tomado del yoga, este ejercicio requiere que te acuestes en el suelo con las manos relajados a los lados. Coloca los pies muy cerca de tu parte inferior, pero de manera plana sobre el piso. Aprieta tus músculos abdominales y levanta las caderas hacia el cielo. Tu cuerpo debe hacer una especie de puente. Mantén los pies y los hombros en el suelo. Mantente durante varios segundos y vuelve a la posición de inicio. No arquees la espalda para este ejercicio.

Extensión de espalda

La extensión de espalda es otro ejercicio que puedes hacer para evitar que tu postura jorobada empeore, y, de acuerdo a Osteoporosis International, este ejercicio puede terminar tu mala postura de la espalda. Este ejercicio se realiza acostándote sobre una mesa boca abajo con los pies enganchados sobre el borde de la mesa para asegurarte. Pon las manos detrás de tu cabeza y posiciona tu parte superior del cuerpo para que es quede fuera de la mesa. Dobla la cintura para que tu cabeza y parte superior del cuerpo señale hacia el suelo. Activa los músculos abdominales y levanta la parte superior del cuerpo hasta que esté recto de nuevo y alineado con la mesa. Mantén la posición durante unos pocos segundos antes de volver a la posición de partida.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda barron | Traducido por enrique alejandro bolaños flores