¿Existen beneficios en el consumo de refrescos y agua carbonatada?

Las bebidas gaseosas se han asociado, de manera histórica, con efectos negativos para la salud tales como deterioro dental, obesidad y deficiencia de calcio. Sin embargo, ciertos tipos de bebidas carbonatadas en realidad promueven beneficios particulares para la salud, incluyendo hidratación y pérdida de peso. El agua carbonatada es simplemente agua con gas, y se le pueden agregar saborizantes con el fin de fabricar gaseosas. Los refrescos, también denominados bebidas efervescentes o gaseosas, son líquidos saborizados, endulzados y carbonatados que no contienen alcohol.

Agua carbonatada


La carbonatación es una forma de incrementar el interés del consumidor con respecto a beber agua.

El agua carbonatada es casi tan beneficiosa para la salud como el agua sin gas. Existe un incremento muy ligero en cuanto a la capacidad que tiene el agua efervescente de causar erosión dental comparada con el agua sin gas; aún así, los efectos negativos del agua carbonatada sobre los dientes son ínfimos, tal como los efectos análogos causados por el contenido de azúcar o el nivel de acidez de las bebidas carbonatadas en general. El agua carbonatada es buena para la hidratación, si bien el agua efervescente cuenta con un efecto hidratante menor que el mismo volumen de agua sin gas. De todos modos, el sabor y la textura del agua carbonatada puede conducir a que un individuo beba un volumen mayor de agua efervescente comparado con el que hubiera consumido de agua sin gas. La carbonatación es una forma de incrementar el interés del consumidor con respecto a beber agua.

Refrescos


Los refrescos dietéticos son bajos en calorías.

Un beneficio para la salud al consumir agua carbonatada consiste en que, debido al proceso de carbonatación, la bebida te brindará saciedad y en consecuencia el consumo total de alimentos puede decrecer. Resulta obvio señalar que si bebes refrescos azucarados sabotearás tus esfuerzos para perder peso, debido al elevado contenido calórico de este tipo de bebidas. De manera típica, los refrescos dietéticos son bajos en calorías, y por lo tanto funcionan bien en cuanto a disminuir el apetito cuando se consumen antes de comer o entre comidas. La cafeína presente en varios refrescos también puede contribuir a incrementar el ritmo metabólico de manera temporaria, y ayudar a adelgazar.

Precauciones


El agua carbonatada es casi tan beneficiosa para la salud como el agua sin gas.

Al considerar los beneficios potenciales de beber agua carbonatada y refrescos en general, también es importante evaluar los efectos negativos de estas bebidas sobre la salud en general. El consumo de refrescos se ha asociado con un incremento del riesgo de desarrollar osteoporosis, ya que muchos de ellos contienen niveles de fosfato elevados. Cuando el fósforo se excreta, empuja el calcio fuera de los huesos. Los refrescos azucarados contribuyen al deterioro dental, además de aumentar el riesgo de padecer diabetes. Los refrescos sin azúcar endulzados con productos artificiales conllevan riesgos adicionales para la salud relacionados con los endulzantes artificiales; el endulzante aspartamo, por ejemplo, está asociado con tumores cerebrales, toxicidad y reacciones cutáneas. El perfil ácido integral de los refrescos también es un factor que contribuye a la erosión o deterioro dental.

Más galerías de fotos



Escrito por jae allen | Traducido por sofia elvira rienti