¿Existen alimentos que estimulen el movimiento peristáltico?

La peristalsis es la contracción involuntaria de los músculos lisos gastrointestinales que hace que los alimentos se muevan a lo largo del tracto digestivo. Muchas cosas pueden ralentizar la peristalsis, incluyendo la inactividad física y la nutrición deficiente. Si sufres estreñimiento frecuentemente, algunos cambios dietarios pueden ser lo único que necesitas para estimular la peristalsis y que las cosas vuelvan a moverse.

Fisiología de la peristalsis

La peristalsis comienza cuando el bolo, o masa de alimento masticado, es tragado, desatando el reflejo de acción de los músculos lisos. En el tracto digestivo se estimulan nervios que hacen que los músculos lisos se contraigan por sobre el alimento que va descendiendo y que se relajen por debajo, facilitando su paso por el sistema. El bolo se mueve desde la boca al esófago y al estómago, donde se mezcla con jugos y otros agentes digestivos. Desde allí, desciende hacia el intestino delgado, donde se mezcla con bilis y se convierte en quimo. En el intestino delgado, el quimo es procesado en el duodeno, pasa al yeyuno, donde se absorben las proteínas y carbohidratos, y hacia el íleo, donde el hierro y otros nutrientes son absorbidos. Luego pasa al intestino grueso, donde se extrae agua, y hacia afuera del cuerpo mediante el recto.

Factores que influyen en la peristalsis

Según el National Digestive Diseases Information Clearinghouse, o NDDIC, el estreñimiento es un síntoma de peristalsis lenta. Esta institución señala a la fibra dietaria inadecuada y a la falta de actividad física como las dos causas principales de estreñimiento. Otras causas son deshidratación, medicamentos, abuso de laxantes y cambios en la vida como embarazo, viajes y envejecimiento. Cuando envejeces, el menor tono muscular y los impulsos nervioso más lentos combinados con medicamentos y menor actividad física pueden hacer que la peristalsis sea más lenta, generando estreñimiento.

Dieta y peristalsis

La nutrición juega un rol importante en la peristalsis. La fibra dietaria presente en los frutos y vegetales frescos y en los granos integrales estimula a la peristalsis, eliminando las grasas y los excrementos. Los alimentos que producen gases, como el brócoli y la col, también estimulan la peristalsis. Beber muchos fluidos es importante porque mantiene a las heces blandas y de fácil pasaje. El yogur y otros alimentos probióticos contienen cultivos de bacterias vivas que promueven la salud de la flora intestinal que facilita la digestión. Los alimentos con poco contenido de fibras, como la carne, leche, queso y carbohidratos refinados pasan lentamente por el tracto digestivo y puede ralentizar la peristalsis. Consume alimentos de poco contenido de fibra en moderación y mézclalos con fuentes de alto contenido de fibra.

Actividad física y otros factores

Además de los hábitos alimenticios pobres, la inactividad física puede ralentizar la acción peristáltica. Realizar ejercicio diariamente acelera el metabolismo y estimula el proceso digestivo. Factores psicológicos como la depresión pueden disminuir el ritmo de peristalsis, y también pueden hacerlo una alteración en los momentos de deposición o la falta de privacidad. El embarazo, cirugías, enfermedades y medicamentos pueden también reducir estímulos peristálticos.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle matte | Traducido por mariana palma