¿Existen algunos alimentos capaces de disminuir la inflamación causada por la artritis?

Hay muchos alimentos que se sabe que tienen una poderosa influencia sobre los síntomas de la artritis. Es ampliamente reconocido que las verduras de la familia de las solanáceas, como el tomate y las patatas (potatoes) pueden empeorar el dolor y la inflamación de la artritis en los individuos susceptibles. Las alergias alimentarias también pueden desencadenar dolor de artritis. Cada vez más, la investigación está revelando el poder de muchos alimentos para prevenir o reducir la inflamación que genera la artritis. La mayoría son de fácil acceso y son fáciles de incorporar en una dieta diaria saludable.

Pescado

El aceite de pescado reduce los síntomas de dolor y de la inflamación en pacientes con artritis reumatoide, según un estudio publicado en la revista Journal of Parenteral and Enteral Nutrition" de marzo y abril 2010. Durante el estudio se dosificó a los pacientes que padecían artritis reumatoide de moderada a severa con 0.2 g de aceite de pescado por vía intravenosa durante 14 días, seguido de 20 semanas de 0.05 g de aceite de pescado por día. La inflamación de las articulaciones se redujo significativamente después de la primera semana de terapia intravenosa. La sensibilidad de las articulaciones se redujo ligeramente tras aplicar el aceite de pescado por vía intravenosa y de manera significativa disminuyó después de la terapia de suplementos orales. El aceite de pescado se obtiene fácilmente en la dieta por el consumo de peces de agua fría como el salmón, las sardinas, las anchoas y el eperlano.

Jengibre

El jengibre inhibe la inflamación a través de las mismas vías de ciclooxigenasa como ciertos medicamentos recetados, de acuerdo a un informe publicado en el verano de 2005 de la revista "Journal of Medicinal Food". Las propiedades antiinflamatorias del jengibre se descubrieron por primera vez en la década de 1970 y su información fue recogida desde entonces, se ha dilucidado aún más sobre los mecanismos específicos que el jengibre tiene su efecto. Por ejemplo, se observó que el extracto de jengibre inhibe la inflamación a nivel genético, mediante la inhibición de los genes que inducen a la respuesta inflamatoria. Dos de las moléculas que el jengibre inhibe, la ciclooxigenasa y la lipoxigenasa 5. Cuando se inhiben simultáneamente son más eficaces y tienen menos efectos secundarios que los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, según indica el informe. Estas propiedades hacen que el jengibre sea una adición potente a una dieta antiartritis.

Salvado de arroz

El salvado de arroz es una buena opción para disminuir la inflamación de la artritis, según un estudio publicado en junio de 2009 en la revista "Journal of Medicinal Food". Un subproducto del salvado de arroz es alto en fitonutrientes e inhibe tres importantes moléculas proinflamatorias que contribuyen a los síntomas de la artritis, el coyclooxygenase 1, el cylooxygenase 2 y la lipoxigenasa 5.

Frutas y verduras

La quercetina, una molécula antioxidante bioflavonoide que se encuentra en una amplia variedad de frutas y verduras, incluyendo las manzanas, fresas (berries) y cebollas, tiene propiedades antiinflamatorias significativas, según un estudio publicado en agosto de 2009 en la revista "Journal of Medicinal Food". En el estudio, la quercetina reduce las citoquinas, un tipo de molécula inmunomoduladora, a niveles similares a los del grupo de control, suprimiendo así la inflamación y haciendo que los alimentos que contengan quercetina sean un complemento útil para el manejo de la artritis.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey roizman, d.c. | Traducido por xochitl gutierrez cervantes