¿Existe alguna diferencia entre el ejercicio aeróbico y el cardiovascular?

Deja de preocuparte por creer que no puedes meter tanto del ejercicio cardiovascular como del aeróbico en tu ajetreada rutina, ya que puedes hacer los dos al mismo tiempo. De hecho, ya estás haciendo los dos al mismo tiempo. Estos dos términos son intercambiables y sus ejercicios proveen los mismos beneficios, aunque las palabras vienen de orígenes diferentes.

Respuesta fácil


El ejercicio aeróbico y cardiovascular son lo mismo.

El ejercicio aeróbico y cardiovascular son lo mismo. Ambos tipos de ejercicio te dan los mismos resultados: mejoran tu estado físico aumentando tanto tu consumo de oxígeno como tu ritmo cardiaco. No puedes hacer uno sin el otro, ya que no hay forma de acelerar tu respiración sin que tu corazón lata más fuerte y viceversa. Tal vez un término menos confuso para ambos es entrenamiento de resistencia, ya que tanto el ejercicio aeróbico como el cardiovascular mejoran tu resistencia.

Respuesta técnica


No puedes hacer un tipo de ejercicio sin el otro.

Si quieres una respuesta técnica, ambos términos tienen diferentes etimologías y definiciones, incluso aunque los dos tipos de ejercicios te den los mismos resultados. Aeróbico se refiere al consumo de oxígeno y el término se deriva del griego "con oxígeno". Cardiovascular se refiere a tu corazón y el término se deriva del latín "cor" y del griego "kardia". Por lo tanto, el ejercicio aeróbico es definido como el ejercicio que promueve un mayor consumo de oxígeno y el ejercicio cardiovascular es el que promueve una tasa cardiaca más alta. No puedes hacer uno sin el otro.

Qué es


Nadar provee un buen ejercicio aeróbico y cardiovascular.

Si todavía no estás convencida de que el ejercicio cardiovascular y el aeróbico son lo mismo, observa algunos ejemplos. Nadar, trotar, correr, caminar, bailar, montar bicicleta, jugar tenis y otras actividades que te mantengan moviéndote por un largo periodo de tiempo son ejercicios aeróbicos y cardiovasculares. La intensidad y duración de cada uno determina cuánto ejercicio haces.

Qué no es


El yoga no es considerado un ejercicio aeróbico o cardiovascular.

Por otro lado, tienes rutinas que no son consideradas ni aeróbicas ni cardiovasculares. Aunque ciertos entrenamientos te darán un rápido impulso de oxígeno o elevan brevemente tu ritmo cardiaco, estas actividades no duran lo suficiente como para cualificar. Esto incluye al levantamiento de pesas y a otro entrenamiento de fuerza, al yoga, al entrenamiento de flexibilidad, al entrenamiento de velocidad y al entrenamiento de elasticidad. Estas actividades mejoran tu estado físico general de forma diferente al ejercicio aeróbico y cardiovascular, pero no hacen nada por mejorar tu resistencia.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por ana maría guevara