Exhausto y tembloroso después del ejercicio

Escrito por jonathan croswell | Traducido por mariana perez

El ejercicio puede ser agotador, pero si tu cuerpo es empujado demasiado cerca de sus límites, puede llegar a ser peligroso. La mayoría de los expertos en ejercicio recomiendan mantener las intensidades de entrenamiento a menos del 80 por ciento de tu ritmo cardíaco máximo, si estás haciendo ejercicio durante un periodo de tiempo sostenido. Si desarrollas agitación durante el ejercicio o te cansas demasiado, tu cuerpo te está diciendo que lo tomes con calma y descanses. También es posible que hayas drenado el cuerpo de nutrientes, incluyendo azúcar en la sangre.

Identificación

Cuando estás exhausto, te resultará difícil continuar la actividad física. Tus músculos se sienten débiles y lentos para responder. También podrías sentir desvanecimiento y sufrir un poco de mareos. Tu corazón puede parecer que está latiendo excesivamente rápido. En casos más extremos, también puedes sufrir de náuseas y vómitos. Los temblores son más fáciles de identificar; experimentarás temblores incontrolables, ya sea en un selecto grupo de músculos o por todo el cuerpo, especialmente en las extremidades como las manos.

Causas posibles

La causa más común de la agitación y el agotamiento es una condición llamada hipoglucemia. Este es un estado temporal en el que los niveles de azúcar en la sangre del cuerpo se han quedado bajos, privando a tu cuerpo de energía. Los niveles de glucemia se mantienen por los azúcares y los carbohidratos en tu dieta, y cuando pasas un largo tiempo sin comer pueden caer y hacer que sea difícil que funcione. El ejercicio también explota el azúcar en sangre para combustible y puede agotar el cuerpo. También es posible que simplemente hayas empujado a tu cuerpo a un punto extremo en el que lucha por controlar su función motora, provocando temblores en los músculos de tu cuerpo.

Tratamiento y prevención

Deja de hacer ejercicio si tiemblas o estás agotado y siéntate. Respira profundamente para dar oxígeno al cuerpo y bebe agua o, mejor aún, una bebida deportiva, ya que los azúcares en las bebidas deportivas restaurarán los niveles de azúcar en la sangre de tu cuerpo y puedes experimentar alguna mejoría en tu condición, en particular tu agitación. Si tienes acceso a comida, es posible que desees comer una pequeña cantidad para ver si eso también mejora tu condición por el suministro de combustible a tu cuerpo y azúcares a la sangre. Puedes evitar el agotamiento y la agitación que se producen al consumir una pequeña cantidad antes de hacer ejercicio o tomar una bebida deportiva antes y/o durante el ejercicio.

Consideraciones

Si tienes otros síntomas inexplicables o si el tratamiento de los síntomas no produce ninguna mejora, consulta a un médico para obtener un diagnóstico. Es posible que estés sufriendo de una combinación de problemas, o que se trate de una condición que sea difícil de identificar sin una visión profesional. Bajo ninguna circunstancia debes empujarte a ti mismo para continuar el ejercicio mientras que experimentes agotamiento y temblores incontrolables.

Más galerías de fotos