Exhalar ayuda a relajarse

Exhalar puede ayudar a relajarte dondequiera que estés e inducir a tu mente y a tu cuerpo hacia una mayor calma y paz. Relajarte a través de la exhalación no requiere equipamiento especial y puedes practicarlo sin que nadie se entere. Con solo un poco de práctica, exhalar te ayudará a liberarte del estrés y la tensión.

Comienzo


Siéntate en cualquier posición que te resulte cómoda.

La simple práctica de prestar atención a la respiración puede tener beneficios inmediatos y notorios. Siéntate cómodamente con la columna derecha y los hombros relajados. Presta atención a tu respiración y al flujo de la inhalación y exhalación a través de tu nariz. Respira normalmente. Gradualmente agrega más énfasis en la exhalación, lo cual te puede ayudar a ralentizar la respiración, alargar la exhalación y activar una respuesta de relajación del cuerpo.

Meditación


Las prácticas de respiración son muy meditativas.

Concentrarte en tu respiración es una forma de meditación. Harvard Health Publications recomienda incorporar otras técnicas de meditación a tu práctica de respiración como contar de 10 a 0 mientras respiras. Con cada exhalación, baja un número en tu cuenta regresiva mental. También puedes experimentar abriendo tu boca y suspirar ruidosamente con la exhalación para hacer más énfasis a la hora de decirle a tu mente que está bien relajarse y dejarlo pasar.

Abdominales


Tu barriga sube y baja cada vez que respiras

Carla Melucci Ardito, una profesora de una taller de respiración, resalta la importancia de contraer tus abdominales inferiores al final de la exhalación. Esta técnica ayuda a deshacerte del aire estanco de tu cuerpo y fortalece los órganos y músculos que usas para respirar. Esta atención a los abdominales también ayuda a reslatar la manera apropiada para inhalar, permitiéndole a tu barriga expandirse como un globo. Te encontrarás cayendo hacia un ritmo relajado expadiendo tu pecho y abriendo tu cuerpo al inhalar. A medida que exhalas, sentirás el impulso natural por contraer el abdomen y liberar cualquier tensión de los hombros, lo cual te dejará en un estado general de relajación.

Pranayama


Relájate con la ayuda de la respiración en cualquier momento.

En la práctica del yoga, estos ejercicios de respiración también son conocidos como pranayama. "Yoga Journal" le recuerda a los practicantes que aunque practicar el pranayama puede ayudar a liberarse del estrés y la ansiedad, no es una cura mágica para casos severos, pero si estás lidiando con el estrés y la ansiedad cotidianos, podrás aliviarte inmediatamente. Practicar una respiración focalizada con énfasis en la exhalación por unos minutos a la mañana y a la tarde puede ayudarte a lograr entrar en estado de relajación cuando lo necesites.

Más galerías de fotos



Escrito por sheila hageman | Traducido por aurelius smith