Cómo exfoliarte con una esponja de lufa

El término exfoliación se refiere a un tratamiento de la piel donde se elimina la capa superior de células muertas. Generalmente, la exfoliación se puede hacer en forma química o mecánica. Las aplicaciones químicas usan diferentes tipos de ácidos para descomponer e tejido, mientras que la exfolación mecánica usa una superficie arenosa para soltar las células. Una esponja de lufa es un tipo de esponja natural que a menudo se usa en la exfoliación mecánica. Proviene de la planta de lufa, que se puede cultivar en tu jardín; se trata de una curcubita y pertenece a un grupo de plantas que incluye a los pepinos y a las calabazas, según Luffa.info. Exfoliarte con una esponja de lufa es muy sencillo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Esponja de lufa
  • Crema exfoliante
  • Humectante

Instrucciones

  1. Cepilla la piel con una esponja de lufa para quitar la piel seca, descascarada. Comienza en los pies y continúa hacia arriba, sugiere NaturalHealthFoods.com.

  2. Métete en la tina o en la ducha y moja tu cuerpo. Aplica un poco de limpiador exfiliante sobre la esponja de lufa mojada. Puedes comprar un limpiador donde se venden productos para el cuidado de la piel.

  3. Frota el cuerpo con la esponja de lufa. Haz pequeños movimientos circulares en forma suave. No necesitas mucha presión para quitar la capa superior de células muertas de la piel.

  4. Enjuaga la piel con agua tibia. Una vez que esté seca, aplica un humectante. La exfoliación puede hacer que la piel se reseque, según MamasHealth.com.

Consejos y advertencias

  • Cuando te exfolies el rostro, usa productos diseñados específicamente para esa zona. Para algunas personas, una esponja de lufa puede ser demasiado áspera para usar en el rostro.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por alejandra prego