Cómo exfoliar tu nariz

La piel de la nariz es gruesa y contiene más glándulas sebáceas que cualquier otra área de la cara. Como resultado, el cuidado de la nariz es diferente que el cuidado de las mejillas, la frente o la barbilla. La nariz también está más expuesta. Tu nariz puede ser propensa a poros obstruidos, espinillas y puntos negros o puede estar roja y escamosa debido al sol y el viento, de cualquier manera, te beneficiarás de una exfoliación regular que pueda eliminar las células muertas y secas de la piel. Las almohadillas limpiadoras medicinales son una forma efectiva e higiénica para exfoliar la nariz. También puedes hacer exfoliantes simples con ingredientes que se encuentran en la mayoría de las cocinas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Limpiador facial suave
  • Toalla suave
  • Almohadillas limpiadoras de ácido alfa-hidroxi y beta-hidroxi
  • Hidratante (opcional)
  • Protector solar
  • Azúcar u otros exfoliantes naturales
  • Aceite de oliva o aceite de jojoba (opcional)
  • Licuadora o molinillo de café (opcional)

Instrucciones

    Almohadillas limpiadoras

  1. Limpia tu cara con un limpiador suave y luego enjuaga con agua tibia y sécala con una toalla suave.

  2. Desliza suavemente una almohadilla de limpieza que contenga ácido alfa-hidroxi y beta hidroxi por tu nariz. Repite el procedimiento con una segunda almohadilla si la primera está sucia. Limita la exfoliación a un tratamiento antes de irte a la cama, si tu piel está seca o sensible. Sin embargo, puedes agregar una segunda exfoliación en la mañana si no experimentas enrojecimiento o irritación. Si tu piel es grasa, puede exfoliar de forma segura dos noches por semana.

  3. Extiende una crema hidratante ligera sobre la piel después de la exfoliación si tu nariz está seca. No hidrates si tu piel es grasa, ya que puedes obstruir los poros.

    Remedios caseros

  1. Combina 1 cucharada de azúcar con suficiente agua tibia para hacer una pasta espesa. Si tu piel es seca, mezcla el azúcar con aceite de oliva o aceite de jojoba. En lugar de azúcar, puedes utilizar ingredientes naturales como harina de maíz, germen de trigo o avena cruda. Tritura los ingredientes gruesos en una licuadora o molinillo de café primero.

  2. Lávate la cara con agua tibia y un limpiador suave y luego esparce el exfoliante suavemente sobre la nariz.

  3. Masajea el exfoliante en la nariz durante dos o tres minutos, con movimientos suaves y circulares.

  4. Enjuaga el exfoliante con agua tibia, después seca tu nariz con cuidado con una toalla suave.

  5. Aplica la crema hidratante si tu piel es seca.

Consejos y advertencias

  • Los ácidos alfa hidroxi y beta-hidroxiácidos son productos de venta libre. Por lo general, se etiquetan como almohadillas AHA BHA o almohadillas exfoliantes.
  • Aplica un protector solar que contenga un SPF de al menos 15 cada vez que salgas al aire libre, incluso en días nublados. Los ácidos en las almohadillas de limpieza hacen que la nariz sea más susceptible a las quemaduras solares. Utiliza un producto no comedogénico para evitar que los poros se tapen si tu nariz es grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por gabriela nungaray