Exfoliante y limpiador facial casero

Limpia tu cara con un exfoliante y limpiador casero y te sentirás como si hubieras salido del spa, pero sin el gran costo. Un exfoliante facial abrirá tus poros y eliminará las células secas y muertas de la superficie de tu piel, dejando a tu piel sintiéndose viva y rejuvenecida. Haz un exfoliante en tu propia cocina y sabrás que los ingredientes son frescos y saludables. Limita el uso de un exfoliante facial a una vez a la semana, recomienda Natural Beauty, y evita usarlo sobre el acné, a menos que esté completamente curado.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Media taza de copos de avena orgánica
  • Licuadora o procesador de alimentos
  • Un tercio de taza de leche en polvo o harina de arroz
  • Una cucharadita de levadura (opcional)
  • Una cucharada de canela
  • Un contenedor de plástico con tapa ajustada
  • Tazón pequeño
  • Ingredientes húmedos de tu elección (huevos, leche, frutas)
  • Crema hidratante

Instrucciones

  1. Coloca dos tercios de taza de copos de avena orgánica en una licuadora o procesador de alimentos y pulverízalos hasta formar un polvo fino. Añade un cuarto de taza de leche en polvo o harina de arroz y una cucharada de canela para terminar el exfoliante básico. Añade una cucharadita de levadura si tienes piel grasa. Almacena el exfoliante básico en un contenedor hermético.

  2. Coloca tres cucharaditas del exfoliante básico en un tazón pequeño cuando estés listo para usarlo. Mezcla suficientes ingredientes húmedos como para formar una pasta. Spa Living for Health recomienda usar yogurt, leche, crema de leche o frutas. Para la piel grasa, añade unas cuantas gotas de jugo de limón. Las yemas de huevo son especialmente buenas para la piel seca y el jugo de naranja o jugo de apio refrescará y rehidratará a la piel madura.

  3. Lava tu cara con agua caliente y masajea el exfoliante en tu cara usando una presión ligera. Evita aplicar el exfoliante en el área bajo tus ojos, ya que esta piel delgada puede ser lastimada por los ingredientes abrasivos en el exfoliante, sugiere WomensHealthBeauty.com .

  4. Enjuaga tu cara con agua caliente. Usa una toalla suave para secar tu cara dando toques ligeros y aplica tu crema hidratante favorita.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por ana maría guevara