Exfoliante facial natural casero para deshacerse de las espinillas

Los puntos negros son una clara señal de que tu rutina de cuidado de la piel no está funcionando. Los puntos negros son poros tapados por la suciedad, grasas y piel muerta, según la University of Maryland Medical Center. Tu limpiador debería eliminar efectivamente estos elementos en lugar de permitir que se establezcan en los poros. Los efectos del bicarbonato de sodio en la piel son tres. En primer lugar, calma, según el "The Doctor's Book of Home Remedies for Women". En segundo lugar, quita las impurezas, lo que ayuda a aflojar y desprender las espinillas. Por último, su naturaleza abrasiva sirve para depurar estas impurezas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Frasco de boca ancha
  • Bicarbonato de sodio
  • Lejía (opcional)
  • Aceite de árbol de té (opcional)

Instrucciones

  1. Lava bien el frasco.

    Enjuaga el frasco de boca ancha para asegurarte de que está libre de suciedad y residuos. Usa una solución blanqueadora sencilla de 1 cucharadita de cloro por cada galón de agua para desinfectar el frasco si antes era un recipiente de comida. Esto ayuda a eliminar el exceso de bacterias.

  2. Hasta la mitad será suficiente.

    Llena el frasco a la mitad con bicarbonato de sodio. Deshace los terrones.

  3. Una cucharada a la vez.

    Mezcla 1 cucharada de agua por vez hasta que se haga una pasta espesa.

  4. Los aceites esenciales ayudan con el acné.

    Añade unas pocas gotas de aceites esenciales anti acné si tienes algún otro tipo de problemas. El aceite de árbol de té limpia y controla el acné según la Brown University Health Education. El aceite de árbol de té es fuerte, de modo que utiliza solo una gota por cada 4 cucharadas de bicarbonato.

  5. Suaves movimientos circulares.

    Pon una cucharada generosa de la mezcla en tu mano. Espárcela por toda la cara y cuello y déjala secar hasta que se forme una crosta sobre la piel. Moja tus manos con agua tibia. Trabaja en círculos pequeños para frotar suavemente y exfoliar tu piel. Enjuaga con agua tibia.

  6. Gúardalo bien tapado.

    Guárdalo en un sitio fresco y seco con la tapa bien ajustada. Úsalo dentro de dos semanas según indica The Campaign for Safe Cosmetics, ya que este exfoliante no contiene conservantes.

Consejos y advertencias

  • Utiliza un paño tibio para abrir tus poros antes de aplicarte el exfoliante. Para hacerlo, moja una toallita pequeña y colócala en el microondas durante 30 segundos hasta que esté tibia pero no caliente. Déjala en tu cara hasta que se enfríe y repite.
  • Si encuentras el exfoliante demasiado fuerte o si el bicarbonato te irrita la piel, diferentes elementos de la cocina pueden usarse como exfoliantes. Azúcar negra, sal marina y frutos secos o semillas molidas también son exfoliantes efectivos. Si quedan muy líquidos al mezclarlos con agua, puedes probar usar miel, un aceite de base o jabón de castilla para hacerlo más espeso.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por frances criquet