Exfoliante facial casero de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio (baking soda) es probablemente uno de los elementos más versátiles que se encuentran en tu despensa. Si se agrega al agua, se puede hacer una pasta de limpieza muy poderosa. Se puede utilizar en lugar de tu champú regular para lavar tu cabello. Puede ser que incluso se mezcle con vinagre (vinegar) para un proyecto de ciencias de un niño. También puede llegar a ser un exfoliante facial eficaz, que cuesta sólo unos centavos. Evita las cremas exfoliantes de almacenes caros y prueba algo más natural e igual de eficaz para eliminar la suciedad, el aceite y las células muertas de la piel de la cara.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador facial
  • Bicarbonato de sodio
  • Toalla

Instrucciones

  1. Humedece la piel con salpicaduras de agua caliente en la cara con las manos. Pon un cuarto de una cucharada de tu limpiador facial favorito en la palma de tu mano. Si actualmente no utilizas un limpiador facial regular, trata de frotar el jabón en tus manos hasta lograr espuma para limpiarte. Es importante contar con una base limpiadora cremosa como portador para tu exfoliante facial de bicarbonato de sodio.

  2. Vierte una cucharadita de bicarbonato de sodio en la mano y mezcla bien para combinarlo con tu limpiador facial, sugiere Planet Green, un sitio web de Discovery Channel que trata de que la gente tome decisiones más conscientes sobre el medio ambiente.

  3. Masajea el limpiador y el bicarbonato de sodio sobre la piel con movimientos circulares, concentrándote especialmente en las áreas donde puedes sufrir de piel seca o muerta, como alrededor de la nariz, la barbilla y la frente. Ten cuidado de no frotar demasiado fuerte, ya que algunas personas pueden encontrar que el bicarbonato de sodio puede ser irritante. Si el bicarbonato de sodio te pica, enjuaga inmediatamente. De lo contrario, frota durante 30 segundos.

  4. Enjuaga el bicarbonato de sodio después de 30 segundos. Evita dejar el exfoliante sobre la piel durante más tiempo, como afirma la hoja de datos de materiales seguros de L.A. Mission College's que la exposición prolongada al bicarbonato de sodio, puede causar irritación, especialmente para las personas con piel sensible.

  5. Añade un exfoliante facial de bicarbonato de sodio a tu rutina semanal para el cuidado de la piel. Úsalo dos veces por semana como parte de tu régimen de limpieza de la piel. Un exfoliante de bicarbonato de sodio también es eficaz para mantener la suavidad en tu cuerpo, así que trata de usarlo en tu cuerpo en la ducha o el baño.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por daniela fedorov