Exfoliante facial casero para piel reseca

El problema de piel reseca, también conocido como xerosis, a menudo está asociado con factores ambientales como el frío, el viento y el calor excesivo. En algunos casos, algunas condiciones médicas como la diabetes y los problemas de tiroides pueden influir para desarrollar una piel seca. La aplicación de un exfoliante facial para piel seca puede ayudar a aliviar los problemas de comezón y resequedad en el rostro. The World's Healthiest Foods explica que el pepino (cucumber) tiene altos contenidos de agua, lo que lo convierte en una buena solución hidratante para aplicar sobre la piel por vía tópica. Usar zumo de pepino como base para tu exfoliante facial casero puede ayudarte a recuperar la hidratación de tu piel.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Zumo de pepino
  • Tazón apto para microondas
  • Gelatina sin sabor
  • Horno microondas
  • Jabón suave
  • Toalla suave

Instrucciones

  1. Vierte 1/2 taza de zumo de pepino en un pequeño tazón apto para microondas. Añade una cucharada de gelatina sin sabor al zumo de pepino en el tazón.

  2. Coloca el tazón en el microondas durante un tiempo aproximado de 30 segundos. Abre el horno y revisa que la gelatina se haya disuelto por completo. De lo contrario, calienta por 10 segundos más.

  3. Retira el tazón del microondas una vez que la gelatina se haya disuelto. Coloca el tazón con la mezcla de pepino y gelatina en el refrigerador, durante 30 minutos, para que se enfríe.

  4. Lava tu rostro con un jabón suave y agua tibia antes de aplicar el exfoliante para piel seca. Seca tu rostro dando golpes suaves con una toalla suave.

  5. Aplica el exfoliante de pepino sobre tu piel, usando las puntas de tus dedos limpios.

  6. Deja que el exfoliante repose en tu piel durante un tiempo aproximado de 20 minutos. Remueve la mascarilla, levantando desde una esquina y pelando desde allí. Pelar la mascarilla de tu rostro es más fácil si empiezas desde la frente y avanzas hacia abajo, hasta tu mentón. Enjuaga tu piel con agua fría después de remover el exfoliante.

Consejos y advertencias

  • En vez de comprar zumo de pepino en la tienda de alimentos saludables o el supermercado, puedes preparar el tuyo propio. Simplemente pela los pepinos y colócalos en tu exprimidor. Guarda el zumo de pepino en tu refrigerador para usarlo en el futuro.
  • Puedes experimentar con otros jugos beneficiosos para la piel reseca, como el de zanahoria, papaya, manzana y albaricoque (apricot).
  • No utilices agua tibia o caliente para enjuagar tu rostro después de usar el exfoliante casero. El agua fría cerrará tus poros y fijará la humedad.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por pau epel