Exfoliante facial casero

La piel muerta, la suciedad y la grasa pueden tapar a los poros causando acné y una complexión sin vida. Al exfoliar tu cara semanalmente, puedes acelerar la tasa de rotación de las células a medida que eliminar la suciedad y grasa para revelar la piel saludable que se encuentra debajo, señala BellaOnline.com. Aunque puedes encontrar muchos exfoliantes y productos en una farmacia, no necesitas comprar exfoliantes costosos. Probablemente tengas todos los ingredientes para un exfoliante facial efectivo en tu despensa y refrigerador.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Avena
  • Polvo de hornear
  • Trapo

Instrucciones

  1. Mezcla 2 cucharaditas de avena con 1 cucharadita de polvo de hornear y suficiente agua para crear una pasta. El polvo de hornear o bicarbonato de soda es un ingrediente efectivo para la exfoliación, ya que es suficientemente suave como para usarlo en piel sensible, incluso aunque contiene saponinas, las que ayudan a disolver la suciedad y la grasa, señala Sara Wells en OurBestBites.com. El polvo de hornear es lo suficientemente abrasivo como para eliminar las células muertas de la piel.

  2. Humedece tu cara con agua caliente. Aplicar este exfoliante después de una ducha te asegura que la piel muerta en tu cara fue suavizada, lo que hace que sea más fácil de eliminar. Masajea la mezcla con movimientos circulares en tu cara de 30 segundos a 1 minuto, concentrándote en las áreas en donde la piel seca y muerta es común, como alrededor de la nariz y la boca. Incluso puedes usar la mezcla para exfoliar tus labios.

  3. Enjuaga la mezcla en tu cara con agua caliente y un trapo. Seca tu cara suavemente y aplica una crema hidratante ligera y libre de aceite para ayudar a hidratar a la piel.

  4. Elimina la mezcla restante y haz un nuevo lote cada vez que te exfolies. Si te gustaría hacer suficiente como para usarla en todo el cuerpo, mezcla 1/2 taza de avena con 1/4 de polvo de hornear y aplica el exfoliante en la ducha, lo que puede ayudar a suavizar áreas como tu espalda, codos y rodillas.

  5. Exfolia tu piel tan a menudo como lo necesites, tal como recomienda Darren Casey, una dermatóloga en Atlanta para la revista "Cosmopolitan". Siempre y cuando uses ingredientes que no sean irritantes, como la avena, puedes exfoliarte diariamente. Una o dos veces a la semana será suficiente para mantener una complexión radiante y para controlar a los problemas de la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por ana maría guevara