Cómo hacer un exfoliante corporal de azúcar y chocolate caliente

Escrito por michelle powell-smith | Traducido por alejandra rojas
Lleva tu taza nocturna de cacao a la ducha para una nueva indulgencia.

Los exfoliantes de azúcar hidratan y exfolian tu piel. Un exfoliante simple hecho por ti crea un regalo ideal de una anfitriona, como regalo festivo o incluso como algo para dar sin ninguna razón. En el invierno, aléjate de los exfoliantes veraniegos y ligeros para probar este acogedor exfoliante de azúcar y chocolate caliente. Con cacao, azúcar moreno y un toque de vainilla (vanilla), este exfoliante te hará desear acurrucarte enfrente de una fogata.

Combina 3 cucharadas de cacao en polvo y 1 taza de azúcar moreno en un tazón mediano para mezclar.

Agrega 1 cucharadita de extracto de vainilla a la mezcla de cacao y azúcar.

Vierte 1/2 taza de aceite de buena calidad como el de almendra, oliva o de aguacate (avocado).

Rompe y exprime los contenidos de una o dos cápsulas de vitamina E dentro del tazón. Revuélvelo para mezclarlo.

Vierte la mezcla en frascos de boca amplia. Séllalos herméticamente y utilízala dentro del mes siguiente.

Consejo

Para utilizar el exfoliante de chocolate caliente, frótalo sobre la piel húmeda y enjuágalo bien. Evita la vitamina E si no la tienes a la mano. No es esencial para la receta, pero provee hidratación adicional y actúa como preservante. Agrega canela (cinnammon) para un exfoliante con especias o café instantáneo para un exfoliante de mocha. Sustituye el azúcar moreno por la blanca o cruda en la misma cantidad.

Advertencias

Guarda este exfoliante en la ducha, a menos que disfrutes exfoliarte en la tina.