Exfoliante casero con café

La taza de café que bebes durante la mañana te da energías para comenzar el día, y un exfoliante corporal a base de café puede hacer lo mismo para tu piel. Un tratamiento facial con café exfolia la piel, ayuda a prevenir el acné, reduce la apariencia de las líneas finas de expresión y la hiperpigmentación, y suaviza la piel. Como la cafeína es un diurético natural, los exfoliantes con café también pueden ayudar a estimular el movimiento del agua a lo largo de tu cuerpo, y logra que la piel luzca más firma de manera temporal y reduce la apariencia de los problemas dérmicos como la celulitis.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Recipiente pequeño
  • Cuchara
  • 1/4 de taza de granos de café molido 1/4 de taza de granos de café usados
  • 1 taza de azúcar negra
  • 3/4 de taza de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de miel
  • Recipiente de plástico con tapa

Instrucciones

  1. Mezcla café, azúcar y aceite en un recipiente pequeño y mézclalos con una cuchara o con las manos hasta que los ingredientes se integren por completo.

  2. Agrega miel y mézclala hasta que se combine por completo con los otros ingredientes.

  3. Transfiere la mezcla dentro de un recipiente con plástico y con tapa.

  4. Toma una cantidad generosa del exfoliante con la ayuda de tus dedos mientras tomas un baño caliente. Frota la mezcla con energía sobre toda la superficie de tu cuerpo, con movimientos grandes y circulares.

  5. Enjuaga el exfoliante para eliminarlo por completo de la piel; asegúrate de eliminar todos los restos de azúcar y café de tu cuerpo.

  6. Seca tu piel con cuidado; hazlo con pequeñas palmaditas, no frotes el paño sobre tu rostro.

  7. Almacena el exfoliante de café a temperatura ambiente en un recipiente sellado durante un máximo de dos semanas.

Consejos y advertencias

  • Modifica un poco esta receta con un 1/4 taza de coco rallado dentro de la mezcla de café, azúcar y aceite, según recomienda la revista "Spa Magazine".
  • En esta receta puedes reemplazar el aceite de almendras dulces o de macadamia con aceite de oliva.
  • No uses este exfoliante con café sobre la piel seca, ya que es muy abrasivo. Asegúrate de que tu piel esté húmeda antes de aplicar el producto.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por vanesa sedeño