Exfoliante casero para el acné

La exfoliación es un paso esencial para tener la tez sin imperfecciones. Un buen exfoliante elimina la capa superior de células muertas de la piel y estimula la producción de nuevas células saludables. Un exfoliante casero tiene muchos beneficios. La mayoría de los ingredientes se pueden encontrar en los armarios de la cocina y son fáciles de usar. No contiene químicos fuertes o aditivos y sabrás exactamente lo que contiene tu exfoliante. Además, este producto hecho en casa es más rentable del que compras en la tienda.

Azúcar

Según Free Beauty Tips, el azúcar es un buen ingrediente para usar en un exfoliante para el acné porque es menos fuerte que otros ingredientes exfoliantes, como las nueces o las conchas. Se derrite rápidamente por lo que no necesitas frotar en exceso la piel. Para hacer un exfoliante de azúcar morena debes mezclar el azúcar morena compactada con miel. Debido a que no es una buena idea usar aceite en la piel propensa al acné, trata de evitar agregarlo a la mezcla. Frota suavemente, con movimientos circulares y enjuaga.

Sal

Los expertos de Free Beauty Tips sugieren usar sal como el ingrediente principal en un exfoliante para el acné. Para prepararlo debes combinar sal kosher, miel, extracto de vainilla y cacao en polvo. Puedes mezclar para formar tu fragancia favorita e incluso agregar café o chocolate en lugar del cacao. Para una receta aún más simple, solo debes mezclar sal de mar con agua y usarla para frotar suavemente el rostro.

Avena

El sitio web Acne Scar Products informa que la avena es ideal para usarla en un exfoliante casero porque no reseca o es fuerte como otros exfoliantes para el acné. Es simple de preparar y deja la piel suave. No solo exfolia la piel sino que elimina el exceso de aceite de los poros. Combina agua tibia, avena y miel. Mezcla en una licuadora hasta que esté homogéneo. Frota suavemente y enjuaga. Almacena el resto del exfoliante en un recipiente hermético.

Bicarbonato de sodio

El sitio web Discovery explica que el bicarbonato de sodio es perfecto para un exfoliante para combatir el acné. Es áspero, pero no demasiado fuerte para la piel sensible. Elimina la piel muerta y no causa irritación. Este producto puede aliviar el enrojecimiento del acné. Para hacerlo, mezcla bicarbonato de sodio con agua hasta formar una pasta. Frótala suavemente sobre la piel y déjala durante un minuto. Enjuaga bien y sécate. Si la piel está roja después de aplicar este producto, exfóliate únicamente por la noche, hasta que tu rostro se acostumbre.

Café

Stop Acne Forever informa que el café es un buen ingrediente para usar en un exfoliante para el acné. La cafeína vigoriza la piel. Además, es un reductor natural de aceite. Debido a que el acné es provocado por el exceso de aceite, el café es una adición perfecta en un régimen para combatirlo. Para hacer el exfoliante simplemente debes mezclar un aguacate machacado con café molido. Esto es especialmente agradable para los amantes del café porque el aroma permanece en la piel incluso después de lavarla.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por alejandra prego