¿Puede una exfoliación glicólica ayudar con las cicatrices?

Una exfoliación con ácido glicólico es un tratamiento de rejuvenecimiento dermatológicamente administrado para el cuidado de la piel, que está diseñado para eliminar la capa superior de la piel con el fin de revelar una piel fresca subyacente. Audrey Kunin, dermatólogo certificado por el consejo y autor de "The DERMAdoctor Skinstruction Manual" recomienda las exfoliaciones con ácido glicólico para ayudar en tu esfuerzo por desaparecer las cicatrices del acné o manchas marrones en la cara u otras áreas de tu cuerpo.

Exfoliación de la piel

Tu piel se compone de varias capas de células. La capa superior se llama epidermis y actúa como una barrera para proteger las capas más profundas de la piel del medio ambiente. La epidermis también ayuda a mantener una temperatura corporal interna constante y evita que la piel se reseque. Las fibras que se encuentran entre las células superficiales individuales mantienen la epidermis unida. En un proceso llamado exfoliación, la piel se despoja de su capa superior . Una exfoliación con ácido glicólico acelera este proceso.

Ácido glicólico y exfoliación

El ácido glicólico es un ácido de fruta formulado a partir de la caña de azúcar. Cuando se aplica este ácido en la piel, penetra en la capa superior de la epidermis y debilita las fibras que mantienen las células unidas provocando de este modo que la piel que se pele. Tu dermatólogo puede combinar el ácido glicólico con ácido salicílico o ácido láctico para personalizar el tratamiento con base en tu tipo y condición de la piel, así como en los resultados deseados.

Procedimiento de la exfoliación glicólica

Antes de tu cita, el dermatólogo te puede pedir que dejes de usar medicamentos que puedan causar fotosensibilidad y te solicitará que empieces a preparar tu piel en casa con una crema de preacondicionamiento. El día del tratamiento, el dermatólogo limpiará tu piel con un producto que eliminará el exceso de grasa y luego aplicará la solución de ácido glicólico sobre la zona designada, lo que podría incluir tu cara, cuello, pecho, manos, brazos o piernas. Al final del tratamiento, el dermatólogo eliminará la solución y te aplicará un producto para neutralizar el ácido.

Número de tratamientos

La concentración de ácido glicólico y otros productos químicos en la solución, así como el tiempo que debe permanecer el producto en tu piel durante cada sesión, va a determinar el número de tratamientos que necesites. El tratamiento previo a la exfoliación y el grosor de la piel en el área de tratamiento también pueden influir en el tiempo que tomará ver los resultados. Después del tratamiento, puedes sentir la piel quemada por el sol y puedes experimentar enrojecimiento y descamación en la zona. Tu dermatólogo probablemente te recomendará que utilices un protector solar que bloquee tanto los rayos ultravioleta A como los rayos B.

Otros beneficios en la piel

Además de decolorar las cicatrices leves, la American Academy of Dermatology recomienda las exfoliaciones con ácido glicólico para reducir las arrugas y líneas de expresión, sobre todo bajo los ojos y alrededor de la boca. Una exfoliación con ácido glicólico puede eliminar los puntos negros y reducir temporalmente el exceso de grasa de la piel, dice Kunin. El tratamiento también puede mejorar la decoloración de la piel como las manchas de sol, manchas de edad, tono disparejo, pecas o erupciones, así como para refrescar la textura de la piel y el color. Las exfoliaciones con ácido glicólico no mejorarán las cicatrices profundas o cicatrices queloides.

Más galerías de fotos



Escrito por cassie m. chew | Traducido por jane laury