Exfoliación casera con ácido salicílico

El ácido salicílico es un tipo de betahidroxiácido derivado de la corteza del sauce. Este ácido es un exfoliante natural, y se utiliza mucho en tratamientos tópicos para la piel envejecida y dañada por el sol, así como en pieles propensas al acné. El ácido salicílico funciona penetrando en los poros y removiendo el exceso de sebo y las células muertas de la piel. El resultado es un cutis más suave y tonificado. El ácido salicílico está disponible en muchos productos para el cuidado de la piel, desde cremas y lavados especialmente formulados hasta tratamientos exfoliantes profesionales. También puede conseguirse en una forma mucho más simple (y económica). La aspirina, un popular medicamento de venta libre, también contiene ácido salicílico, de acuerdo al Dr. Mehmet Oz, del programa "Dr. Oz". Aunque está formulada para el uso interno, las aplicaciones tópicas de aspirina producen efectos rejuvenecedores similares a los de sus equivalentes cosméticos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Dos tazones pequeños
  • Taza medidora
  • Agua
  • Una cucharada de bicarbonato de sodio
  • 10 aspirinas sin cubierta
  • Cuchara metálica
  • Dos cucharadas de zumo de limón
  • Bolitas de algodón

Instrucciones

  1. Combina el bicarbonato de sodio con una taza de agua en uno de los tazones pequeños. Mezcla completamente y deja la solución a un lado.

  2. Coloca las aspirinas en el segundo tazón, y rocíalas con zumo de limón. Las pastillas empezarán a disolverse en una pasta. Usa la cuchara para triturar los trozos de mayor tamaño.

  3. Con tus manos limpias, esparce una capa uniforme y delgada de la mezcla sobre todo tu rostro, a excepción de los ojos. Deja secar por un tiempo de cinco a 10 minutos.

  4. Remoja una bolita de algodón en la mezcla de bicarbonato y agua, y úsala para limpiar delicadamente la exfoliación de aspirina. El bicarbonato de sodio actúa como neutralizador para el ácido.

Consejos y advertencias

  • Esta receta puede ajustarse para una exfoliación a menor escala. Disuelve media pastilla de aspirina en unas cuantas gotas de limón para tratar imperfecciones puntuales.
  • Las personas con alergia a la aspirina no deben usar este tratamiento.
  • Al igual que otros productos con ácido salicílico, las exfoliaciones caseras con este ácido pueden causar resequedad. Si esto ocurre, sigue el tratamiento con un buen humectante.

Más galerías de fotos



Escrito por julia estrela | Traducido por pau epel