Excursionismo en las cavernas del Gran Cañón

Las cavernas del Gran Cañón descansan en el desierto del norte de Arizona a una elevación de 6.000 pies sobre el nivel del mar. Siendo el sistema de cavernas secas más grande en los Estados Unidos, la extensa red de cuevas se extiende más de 60 millas hacia el Gran Cañón. Las cavernas están fuera de las fronteras del Grand Canyon National Park, y tienen el último motel, gasolinera y servicio de comida antes de llegar al camino que lleva a las cataratas Havasu, cerca de la villa remota de Supai dentro del cañón. El paisaje prístino de desierto que rodea las cavernas es apropiado para hacer excursionismo, aunque los dos viajes más populares son el sendero Supai y las cavernas mismas.

Excursionismo en las cavernas

Escapa al calor del verano con una excursión subterránea en las cavernas. Las cavernas del Gran Cañón ofrecen un tour de 45 minutos a pie que cubre un total de 3/4 de milla. Si tienes una buena condición física, puedes explorar fuera del sendero en las cavernas con un guía en el Tour Explorer. Tendrás acceso a habitaciones más dentro de la tierra y caminarás, escalarás y te arrastrarás en superficies escabrosas en el interior de la caverna. El extenso sistema de cavernas se conecta con el Gran Cañón a más de 60 millas de distancia, y es considerado una caverna seca (no tiene agua chorreante o altos niveles de humedad que interfieran con la respiración), haciéndolo un lugar ideal para explorar mientras hay un clima inclemente afuera. No necesitarás reservaciones para el tour de 45 minutos, pero tu grupo de dos a seis personas necesitará reservaciones para embarcarse en el Tour Explorer.

Excursionismo Supai

Las cavernas del Gran Cañón son el último vínculo con la civilización antes de comenzar a andar por el sendero a Supai y las cataratas Havasu. Llena tu tanque de gasolina antes de hacer el viaje de 63 millas a la colina de Hualapai, donde dejarás tu auto. Querrás salir de las cavernas antes de que salga el sol en los meses más calientes, porque las temperaturas en la excursión pueden subir rápidamente hasta los 100 grados o más. Una vez en el sendero, ocho millas y más o menos una docena de curvas te llevarán a la Villa Supai, donde puedes optar por pasar la noche en el Havasupai Lodge (havasupaitribe.com) o continuar dos millas hacia un campamento. Continúa a lo largo del sendero para explorar las maravillas de las cataratas Havasu. Una milla más adelante, las Cataratas Mooney caen de un acantilado de 200 pies. Un sendero a un lado de las cataratas usa una serie de aros de hierro, cadenas y escaleras para permitir que el excursionista aventurero explore las cuevas angostas del lado de la corriente.

Cuándo ir

Las cavernas del Gran Cañón están abiertas todos los días del año con excepción del día de Navidad. La temperatura es de 56 grados Farenheit (13,3 Celsius) constantes en el interior, con 3 por ciento de humedad, haciéndolo un lugar ideal para escapar del calor del verano o del frío del invierno con una excursión en las cavernas. Supai puede ser accedido en cualquier momento del año. Las temperaturas en los meses calientes del verano pueden llegar a los 110 grados, perfectos para nadar en las aguas azules. Sin embargo, querrás comenzar la excursión desde el cañón a la primera luz del día para cubrir la mayoría de tu viaje antes de la parte más caliente del día. Cuando explores los senderos alrededor de las cavernas del Gran Cañón, la elevación de 6.000 pies se presta para nevadas en el invierno con temperaturas en el día alrededor de los 40 grados, y días a mediados del verano en los 80 y 90 grados.

Vida salvaje

Si estarás acampando toda la noche durante una excursión en exteriores, lleva un contenedor resistente a la vida salvaje para almacenar tu comida. Aunque no tendrás que preocuparte por osos que se roban tu comida, cuervos grandes y astutos romperán los paquetes para llegar a los alimentos en su interior, incluso si están colgados de un árbol. Los contenedores resistentes a la vida salvaje están disponibles en la mayoría de tiendas de implementos deportivos, y vienen en modelos que puedes sujetar seguramente a un árbol u otro objeto pesado que evita que un cuervo lo quite. No tendrás que preocuparte por que las serpientes o escorpiones se roben tu comida, pero ten cuidado de dónde pones tus manos y pies mientras caminas para evitar una picadura dolorosa y potencialmente mortal de una de esas criaturas locales.

Más galerías de fotos



Escrito por jodi thornton o'connell | Traducido por gabriel guevara