Excursiones de un solo día a Sorrento, Italia

La ubicación de Sorrento, a lo largo del borde sureño de la Bahía de Nápoles lo convierte en un punto de partida excelente para explorar algunos de los sitios más importantes del sur de Italia. Una vez que hayas terminado de admirar los limoneros de Sorrento y sus playas junto al acantilado, querrás tomarte por lo menos un día fuera de la ciudad. Desde las ruinas antiguas hasta elegantes poblaciones, la única parte difícil de tomar una excursión en Sorrento es elegir cuál actividad o excursión hacer primero.

Capri

Desde la Marina Piccola salen varios ferries todos los días para llegar a la isla de Capri. Dependiendo de cuál línea de ferry elijas, el viaje tomará solo de 20 a 25 minutos y te dejará en la Marina Grande de Capri. En la marina podrás pasar algo de tiempo en la playa rocosa o subirte a un tour en bote alrededor de la isla para poder admirar el 'Blue Grotto', una pequeña cueva marina en la que la luz hace que el agua brille. Si quieres internarte en el pueblo de Capri, puedes caminar, tomar un autobús o subirte al funicular arriba en los riscos de la isla. En este pueblo-balneario, puedes explorar las boutiques de diseñador o tomar un expreso en un café en la Piazza Umberto. Si el pueblo te resulta demasiado ajetreado, toma el paseo de 2 millas a las ruinas de Villa Jovis, el palacio que fue terminado en el año 27 de la era cristiana y ocupado por los emperadores Tiberio y Augusto. Este paseo te llevará a lo largo de una escalada moderada y es el único camino que los turistas pueden tomar para llegar a las ruinas. A lo largo del camino, podrás disfrutar de las vistas del azul cristalino del Mar Mediterráneo y sus jardines llenos de frondosas plantas.

Costa Amalfi

Algunas de las vistas más impresionantes del sur de Italia se encuentran a lo largo de la Costa Amalfi. A lo largo de la ruta costera podrás mirar desde el borde de riscos de 500 pies, captar vistas de islas remotas en el Mediterráneo y maravillarte por las habilidades de ingeniería necesarias para construir un camino que parece caerse por los lados de sus escarpados acantilados. El camino a lo largo de la Costa Amalfi es angosto, concurrido y peligroso; pasarás un rato más relajado y tendrás mejores vistas del Mediterráneo desde un asiento en SITA, la compañía de autobúses del sur de Italia. Una docena de autobúses salen diariamente del pueblo de Amalfi a la parada frente a la estación de trenes de cercanías de Circumvesuviano. Para lograr las mejores vistas, pide un asiento del lado derecho del autobús cuando vayas de camino a Amalfi. Tómate el tiempo para explorar la iglesia de Amalfi que data del siglo IX antes de subirte al autobús de regreso a Sorrento. En el paseo de regreso, haz una pausa en Positano para nadar o simplemente para admirar el camino de coloridas casitas y tiendas que se agolpan en la pequeña rambla.

Pompeya y Herculanum

Para ver el poder destructivo de los volcanes, toma un corto viaje en el tren de cercanías a Circumvesuviano a las ruinas de Pompeya o Herculaneum. Cuando el Monte Vesubio hizo erupción en el año 79 de la era cristiana, ambas pujantes ciudades fueron cubiertas por ceniza. Cuando los arqueólogos comenzaron a excavar en estos sitios, encontraron ruinas bien preservadas que proporcionaron información de la vida diaria durante el Imperio Romano. Pompeya es un sitio más grande y mejor excavado que Herculaneum, pero también suele estar mucho más concurrido. Cuando tomes un tren para esos sitios, podrás reconocer la parada de Pompeya con un letrero en el que se lee simplemente "Pompeya", pero en la parada de Herculaneum podrás leer "Ercolano".

Nápoles

Para una experiencia en una ciudad bulliciosa, toma un viaje de un día a Nápoles, la tercera ciudad más grande de Italia. Puedes tomar un ferry de 35 minutos a la ciudad, pero el tren Circumvesuniano te dejará en una locación más céntrica. Ya en Nápoles, dirígete al Museo Arqueológico de Nápoles, en donde podrás ver muchos de los tesoros artísticos que fueron llevados de Pompeya y Herculaneum. Después del museo, visita una pizzería para probar una rebanada de donde se dice que se originó la pizza. A pesar de su reputación por sus lazos con la mafia, Nápoles te proporcionará una probada de la vida italiana conforme paseas por las calles y admiras la arquitectura de esta antigua ciudad.

Más galerías de fotos



Escrito por tammie painter | Traducido por reyes valdes